Necrológicas
  • Susana Barría Vigna

$110 millones en daños dejó volcamiento de camión que trasladaba autos cero kilómetro

Otros dos accidentes similares se registraron durante las primeras horas de ayer en la Ruta 9 Norte.

Por La Prensa Austral Martes 15 de Julio del 2014

Compartir esta noticia
219
Visitas


La escarcha y neblina influyeron en la ocurrencia de tres accidentes carreteros que dejaron un balance de millonarios daños y lesiones menores a sus ocupantes. Dos de los episodios se registraron a 43 y 45,5 kilómetros al norte de Punta Arenas sobre la Ruta 9 Norte. El hecho más espectacular ocurrió en el kilómetro 16,5 de la Ruta internacional a Monte Aymond, donde 8 vehículos nuevos resultaron dañados luego de que en el lugar volcara el camión que los traía a nuestra ciudad.

Los accidentes comenzaron a desencadenarse a partir de las 8 horas de ayer. El primero de ellos tuvo lugar en el kilómetro 45,5 de la Ruta 9 Norte, sector de Kon Aiken, lugar donde Alejandro López Ayala, de 35 años, quien guiaba una camioneta Nissan Terrano perdió el control de ésta sobre un planchón de escarcha, terminando en un volcamiento que dejó al vehículo sobre la calzada oriente de la carretera.

Automovilistas que a esa hora transitaban por el sector solicitaron auxilio a Carabineros y al Sistema de Atención Médico de Urgencia (Samu) para el único ocupante afectado, quien resultó lesionado en medio del volcamiento. López fue trasladado al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico, donde recibió atención por múltiples contusiones de carácter menos grave.

Padre e hijo argentinos

El segundo episodio fue constatado por la ambulancia que se dirigía al primer accidente, la que al llegar al kilómetro 43 se enfrentaron a un automóvil Ford con patente argentina, el cual había rodado por una quebrada de cerca de 15 metros. El móvil era manejado por Emiliano González Martín quien viajaba junto a su hijo de 12 años.
El vehículo experimentó serias averías en su carrocería, lo que hacía temer una tragedia para los ocupantes, quienes viajaban en demanda de Ushuaia. Sin embargo, tras ser trasladados hasta el Hospital Clínico sólo se les constató contusiones leves.

Daños cuantiosos

Cerca de las 11 de la mañana los servicios de emergencia recibieron una nueva alerta, esta vez proveniente de la ruta a Monte Aymond, específicamente en el kilómetro 16,5, donde se encontraba tumbado un camión Freightliner Argosy, que había ingresado por el paso fronterizo de Monte Aymond y se dirigía hacia Punta Arenas, siendo conducido por Cristián Cárcamo Sánchez, de 35 años.

De acuerdo a los primeros antecedentes recabados en el lugar, el hielo sobre el pavimento sumado a un denso banco de neblina habrían conspirado para que el conductor perdiera el control de la pesada máquina, sobre la cual se transportaban vehículos nuevos de las marcas Kía, Suzuki y Mazda, dirigidos a la empresa magallánica Recasur, todos ellos cero kilómetro.

El impacto adquirió tal violencia que el transporte de carga dejó una marca de arrastre sobre el pavimento de aproximadamente unos 80 metros, quedando atravesado sobre la ruta, interrumpiendo el tráfico vehicular.

Sin embargo, lo más serio del accidente fue que la costosa carga, ocho vehículos del año avaluados sobre los 15 millones de pesos cada uno, los que resultaron destruidos. Cuatro de ellos que eran trasladados en la plataforma superior fueron arrojados a varios metros del lugar del siniestro, quedando deformados por la caída, mientras que los que iban en la rampa inferior, quedaron con daños de importancia.

El chofer en tanto, fue auxiliado por una ambulancia de la Armada de Chile que circulaba por el sector, cuyo personal prestó los primeros auxilios, trasladando al ocupante al Hospital Clínico de Punta Arenas, donde tras ser sometido a diversos exámenes se le constató una fisura en la zona cervical que fue calificada como de mediana gravedad.

Arduas se tornaron las faenas de las cuadrillas de trabajadores que llegaron al sector del accidente a fin de liberar prontamente el camino obstruido por los vehículos destrozados, regularizándose el tránsito cerca de las 12 horas.