Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

18 niños cumplieron el sueño de viajar por primera vez en avión

Un convenio de la compañía aérea con la Corporación Municipal de Punta Arenas permitió que estudiantes que representan a cada uno de los establecimientos educativos municipales de nivel básico formen parte de esta actividad.

Por La Prensa Austral Viernes 29 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
99
Visitas


“Esperamos que el viaje motive a estos alumnos a ampliar sus horizontes. La educación no sólo se da en el aula, sino a través de diversas vivencias que enriquecen el aprendizaje”, comentó ayer el alcalde Emilio Boccazzi, quien se acercó al Aeropuerto Presidente Carlos Ibáñez para saludar a los 18 escolares de colegios municipales elegidos para despegar hacia Puerto Montt en el vuelo de las 10,15 horas.
Cristina Susi Garrido, jefa del Area de Educación de la Corporación Municipal, comentó que la selección de los alumnos estuvo a cargo de los docentes de cada establecimiento y los criterios que se tuvieron en cuenta fueron, en primer lugar, que se trate de niños que nunca hayan volado en avión y además que su rendimiento académico sea destacado.
“Se trata de un premio por el esfuerzo que realizan a diario en sus estudios y esperamos que este viaje los motive a seguir así”, afirmó la gerenta regional de Lan en Punta Arenas, Andrea Téllez Rubina.
A través del programa “Un día con Lan”, 220 niños de las distintas regiones de Chile tuvieron la oportunidad de volar por primera vez en su vida y otros 3.600 conocieron el Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez y la base de mantenimiento de la empresa. Allí se les proyectaron videos y charlas educativas sobre aeronáutica.
En Punta Arenas, el año pasado ya se había implementado otra de las acciones educativas del programa de Responsabilidad Social Empresarial de Lan que se llama “Cuido mi destino”, en donde alumnos del Liceo Politécnico Cardenal Raúl Silva Henríquez realizaron el mejoramiento de un espacio público, en este caso, la Plaza Bulnes, frente al Santuario Don Bosco.
Una experiencia inolvidable
Al llegar al Aeropuerto Presidente Ibáñez, 18 caritas expectantes y llenas de emoción hicieron el check in y pasaron por el control aeroportuario como todos los pasajeros. Luego, por fin, llegó el momento de subir al avión y conocer la cabina desde donde los pilotos guían la aeronave hasta las nubes.
Al regreso del paseo, Valentina Urrutia, de 5° básico de la Escuela Pedro Pablo Lemaitre, relató a La Prensa Austral: “Nos divertimos muchísimo, nos explicaron cómo vuela un avión, hicimos juegos y aprendimos harto”. También indica que le gustó mucho volar, aunque de ida se mareó un poco, pero a la vuelta, no.
Una experiencia inolvidable que, sin dudas, dejará huellas en cada uno de los chiquitos, concuerdan los organizadores.