Necrológicas
  • Herminia Hernández Andrade
  • Francisco Clodomiro Maldonado Barría
  • Mirna Yanet Andrade Márquez
  • Juanita María Vukovic Boskovic

4 millones de toneladas de carbón embarcados

En otro tema, la empresa informó la indicación, por parte del Sea, de ingresar el proyecto
de tronaduras al Servicio de Evaluación Ambiental.

Por La Prensa Austral Viernes 15 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
8
Visitas


Durante el día de ayer, la empresa Mina Invierno -que opera en isla Riesco- completó 50 embarques de carbón, desde el terminal marítimo Otway, alcanzando así un total de 4 millones de toneladas de carbón enviadas desde Magallanes hasta países de Europa, Asia y plantas termoeléctricas del norte de Chile.
El último buque, cargado con 108 mil toneladas de mineral, fue la motonave Chiara, que zarpó con destino a Polonia, cuya salida tiene una -especial connotación- para la empresa dado que se trata del cargamento número 50 desde la salida de su primer buque en marzo del año anterior.
Con ello, durante este año, la minera ha completado un total de 2,2 millones de toneladas de embarques de carbón, donde un 50% de éstos fueron vendidos dentro de Chile, específicamente a las centrales de Guacolda, Aes Gener y ECL en el norte del país; y el 50% restante exportado, de manera principal, a centrales de ubicadas en Asia y Europa.
En lo que va de este año, la minera ha realizado 25 envíos del mineral, incluido este último con destino a Europa y se espera que en lo que resta del presente año, los envíos se concentren, aproximadamente en un 70%, en el mercado nacional.
Proyecto
tronaduras
Respecto al anunciado proyecto para iniciar proceso de tronaduras en algunos sectores del manto inorgánico del rajo, el gerente de Sustentabilidad, Patricio Alvarado, informó que tras la presentación de la carta de pertinencia exigida por el Servicio de Evaluación Ambiental (Sea), la entidad emitió un informe donde consideró la necesidad de ingresar el proyecto al servicio a fin de lograr un análisis más acabado y que era parte de los escenarios barajados por la minera para el desarrollo de esta nueva fase del proyecto.
En palabras de Alvarado, “eso significa que uno debe hacer un estudio o una declaración de impacto ambiental, probablemente este último, seguramente. Ahora, la misma resolución indica que hay ciertos plazos que nosotros tenemos para analizar el pronunciamiento que ellos han emitido. Nosotros estamos en ese período”.
“Nosotros creemos que debiera ser una declaración, pero en definitiva, eso no lo tenemos claro. El servicio efectivamente lo que nos indicó es que debemos ingresar, pero la forma de ingresar es lo que está por verse. Por ahora estamos dentro de este período de análisis que se nos concede para analizar el pronunciamiento que el Sea ha realizado”, precisó el ejecutivo.
El plazo dado por el servicio es de alrededor de 30 días hábiles a partir de la fecha de recepción que fue a mediados de julio, por lo que el plazo estaría pronto a vencer para que la empresa incluya el análisis del oficio enviado por el Sea.