Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

75 autorizaciones para la venta de alimentos durante el Carnaval fiscalizará Salud

La autoridad sanitaria recomienda a la comunidad observar que las personas que ofrezcan la comida no sean las mismas que manipulen el dinero.

Por La Prensa Austral Viernes 22 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
63
Visitas


Con salidas los días sábado y domingo para fiscalizar los puestos de comida que se instalarán durante el Carnaval de Invierno, se prepara el Departamento de Acción Sanitaria de la seremi de Salud.

La secretaria regional ministerial de Salud María Isabel Iduya indicó que como todos los años, con motivo de esta tradicional fiesta invernal, donde concurrirá mucha gente a adquirir y consumir alimentos en puestos de venta dispuestos transitoriamente, dicho servicio se ha preocupado de intensificar la fiscalización para que la comunidad consuma alimentos seguros.

Principalmente se recomienda a la comunidad que cuando acuda a comprar un producto se fije muy bien de que las personas que manipulen los alimentos muestren buenos hábitos higiénicos, contando con dispositivos para el jabón y toallas de papel desechable, junto con enfatizar que la persona a la cual se le está pagando no sea la misma que prepara el alimento a consumir.

Hasta la fecha se han entregado setenta y cinco autorizaciones que involucran la elaboración y venta de alimentos en la vía pública. Al momento de solicitar el permiso, se le entrega todos los requisitos de equipamiento que debe cumplir la persona que se quiera instalar con un puesto de venta de alimentos.

“El sábado y domingo vamos a salir a fiscalizar a los vendedores ambulantes y sus condiciones sanitarias. Vamos a estar fiscalizando un poco antes que comience el desfile de los carros, para así poder evitar la aglomeración de público”, comentó Alex Lucero encargado de alimentos de la seremi de Salud.

A su vez la nutricionista del departamento de Salud Pública, María Soledad González enfatizó que la comunidad puede darse un gusto de comer algún producto en la calle, pero que ojalá no sea el Carnaval de la comida y sólo asistan por los alimentos. Y es que estos productos tienden a tener altos índices calóricos.