Necrológicas
  • Francisco Cárdenas Oyarzún
  • Silvia Cárcamo Guajardo
  • María Eugenia González Hernández
  • Juan Humberto Mellado Candia

A Santiago viaja funcionario municipal para defenderse en juicio de cuentas por buses amarillos

El auditor interno del municipio se irá hoy a la capital, y mañana acudirá a la Contraloría General de la República para iniciar su defensa

Por La Prensa Austral Lunes 27 de Junio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
83
Visitas


Fue demandado, al igual que otros tres funcionarios, por la Contraloría de Magallanes debido a su presunta responsabilidad en el pago excesivo de 110 mil dólares (50 millones de pesos) en el proceso de internación de los diez buses que fueron traídos desde Estados Unidos por el municipio para el transporte escolar. Por eso Luis Díaz, auditor interno de la Municipalidad de Punta Arenas, deberá defenderse y lo hará en Santiago.

El funcionario viaja hoy y mañana se reunirá con su abogado particular para revisar el escrito que presentará para su defensa ante la Contraloría General de la República. El funcionario está solo defendiéndose y hasta el momento no ha recibido el apoyo ni la asesoría de un abogado que le ofreció el alcalde Vladimiro Mimica cuando fue notificado de la demanda en su contra.

Pero él no es el único que debe enfrentar un juicio de cuentas. También la jefa de contabilidad del municipio, María Elena Gallardo; el ex administrador municipal, Mauricio Torres y el jefe comunal.

Tanto Díaz como Gallardo han señalado que como funcionarios sólo cumplieron órdenes y que la responsabilidad del pago por el flete de los buses, que no fue desglosado en la factura, es del alcalde Mimica.

“Mi abogado está reparando los argumentos para que sean presentados en la Contraloría”, confirmó Luis Díaz. El funcionario del departamento de control del municipio hizo un informe en diciembre de 2009, por orden de María Elena Gallardo, donde señalaba claramente que existían dudas con respecto a que la internación de los buses no era una donación, sino una compra. El problema es que entre el 4 y el 7 de diciembre, mientras él elaboraba el documento, el alcalde dio la orden de pagar el servicio sin esperar el resultado de la fiscalización interna.

Por esto es que Luis Díaz asegura estar tranquilo y seguro de que ni él ni su compañera tuvieron responsabilidad alguna en lo sucedido. Pero sabe que tendrá que enfrentar un largo proceso. “Mi abogado me dijo que estos juicios pueden durar años, al menos dos. Esto me inquieta mucho y yo preferiría que esto se solucionara rápido porque yo tengo la conciencia tranquila”, afirma.

Demanda contra Mimica

“Para mí es molesto e injusto tener que estar dos años esperando que este tema se resuelva, yo sé que al final del juicio no voy a tener que pagar nada porque soy inocente, y María Elena igual, pero ¿quién nos devuelve la tranquilidad después de todo lo que hemos pasado?”, enfatiza.

Por esto el funcionario no descarta iniciar acciones legales contra el propio alcalde Vladimiro Mimica, ya que estima que él es el responsable del sufrimiento y daño personal que está teniendo por el polémico caso de los buses amarillos. “Esto es frustrante, toda esta molestia y lo que estoy viviendo quién me lo va a pagar. Yo tengo entereza pero algún daño personal voy a sufrir y por eso no descarto acciones legales contra el alcalde”, asegura.

Y según explica Luis Díaz, su prioridad es iniciar su defensa y que después va a evaluar los otros pasos a seguir. “Lo único gratificante es que he tomado contacto con mucha gente que me ha apoyado, trabajadores públicos, compañeros del municipio, gente de la iglesia, y eso es reconfortante”.

El funcionario aprovechó de señalar que le hubiese gustado esperar unos días para continuar apoyando la movilización por el pago del incremento previsional. “Le entrego todo el apoyo a mis compañeros que están en huelga de hambre, lamentablemente tengo que viajar porque debo iniciar mi defensa pero a la distancia los sigo respaldando”, resaltó.