Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Alcalde exige deponer el paro a funcionarios para dialogar

Por otro lado, habría contribuyentes pensando en querellarse contra la municipalidad al no recibir atenciones requeridas.

Por La Prensa Austral Martes 21 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
4
Visitas


Aun cuando todo el mundo esperaba ver “tomado” ayer el municipio, poco menos que con candado, los trabajadores se mantuvieron en estado de alerta y movilizados, sin necesidad de apelar a una medida extrema como la de impedir el paso al personal a sus lugares de trabajo.

Claro que esto último había sido anunciado luego que el viernes decidieran en votación extremar la paralización. Y si bien no se llevó a cabo por ser considerado como algo ilegal por los propios manifestantes, indirectamente incidió en que los cercanos al alcalde dispusieran a personas para que amanecieran ayer en el edificio consistorial.

Ante este difícil escenario, el fin de semana el edil recibió un espaldarazo de sus más cercanos, en una cena que el sábado habría compartido con unos 50 funcionarios a contrata y asesores en el Club Deportivo Victoria.

Ayer a las 17 horas, Mimica realizó una reunión de Concejo a puerta cerrada, previa a un recuento de la comisión del Festival Folclórico en la Patagonia, para dar a conocer a los ediles todos los pasos dados dentro de la actual movilización. Allí, se acordó esperar a ver qué pasa hoy, ya que el paro supuestamente sería lunes y martes, y podría deponerse mañana. Además informó a los concejales que hay contribuyentes pensando ya en querellarse contra la municipalidad al no recibir atenciones requeridas.

“Puente cortado”

Cortado se mantenía ayer el vínculo entre los empleados municipales y el alcalde Vladimiro Mimica, luego que el propio jefe comunal desestimara sentarse a la mesa con los funcionarios, los cuales a su vez le venían solicitando que se acercara a la asamblea a exponer las razones por las cuales el martes no se llegó a un avenimiento judicial en torno al solicitado incremento compensatorio.

Al cumplirse ayer 11 días desde que se iniciara la paralización de los trabajadores, con un serio perjuicio para los usuarios que acuden a diario al municipio, Jorge González, presidente de la Asociación de Empleados Municipales, se mostró contrariado con la postura del alcalde. Este primero les señalaría por escrito que tenía una agenda extensa, por lo que no los puede recibir. Sin embargo, unas líneas más abajo les dejaría entrever que está disponible a sentarse en una mesa con ellos, “pero cuando nuestro municipio haya normalizado su total y absoluto funcionamiento”.

Para el dirigente, esta actitud del edil no sería responsable, ni tampoco tendría otra intención más que seguir dilatando el tema, en el cual el gobierno ya se pronunció y quedó claro que es un tema de resorte del gobierno municipal.

En todo caso, el dirigente no descartaba sostener hoy una nueva audiencia con el intendente Arturo Storaker, de quien destacó su buena disposición, pese a que el alcalde les manifestara en una misiva anterior no ver con buenos ojos que recurrieran a terceros en este conflicto.