Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Alerta sanitaria por pesquisa de paciente con tuberculosis mantuvo tres horas cerrada la frontera

Un complejo escenario se vivió ayer tarde en el paso fronterizo de Monte Aymond al ser pesquisado un paciente con tuberculosis (TBC) que intentaba ingresar a Chile, activando así un protocolo de seguridad sanitaria que cerró por tres horas el cruce internacional hasta que el enfermo pudo finalmente ser trasladado al Hospital Clínico de Magallanes.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 17 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
22
Visitas


Un complejo escenario se vivió ayer tarde en el paso fronterizo de Monte Aymond al ser pesquisado un paciente con tuberculosis (TBC) que intentaba ingresar a Chile, activando así un protocolo de seguridad sanitaria que cerró por tres horas el cruce internacional hasta que el enfermo pudo finalmente ser trasladado al Hospital Clínico de Magallanes.

Previa notificación de la Fiscalía a los servicios competentes ante la presencia de un paciente con tuberculosis que habría interrumpido su tratamiento y el cual se disponía a ingresar a territorio chileno, la Policía Internacional puso en marcha una medida preventiva que garantice la seguridad de los viajeros y funcionarios, por lo que impidió el funcionamiento de la avanzada fronteriza ubicada a 196 kilómetros al norte de Punta Arenas.

El hombre de 57 años, de iniciales J.A.N.M. y de nacionalidad chilena, debió permanecer en el lugar a la espera de una ambulancia del Samu que fue despachada hasta el lugar para su traslado, iniciando su retorno a las 18 horas, tras lo cual el paciente fue ingresado al centro asistencial pasadas las 20 horas, donde quedó hospitalizado para retomar su tratamiento.

El administrador del complejo fronterizo de Monte Aymond, Mariano Kusanovic, explicó a La Prensa Austral que se cerró la avanzada para las personas que ingresaban al país como una medida de precaución. “En cuanto se tuvo conocimiento de la situación se adoptaron todas las medidas de seguridad y no hubo mayores complicaciones”, admitió, señalando que la medida se adoptó principalmente para prevenir la transmisión de esta enfermedad. Subrayó que el funcionamiento del recinto fronterizo volvió a la normalidad a las 19 horas.

El paciente había abandonado su tratamiento iniciado a Punta Arenas, tras lo cual se le perdió la pista, hasta que regresó al territorio nacional por Monte Aymond. Lo hacía en un vehículo particular proveniente de Río Gallegos.

Una columna el alrededor de 15 vehículos, entre autos menores y camiones, fue la principal afectada entre las 16 y 19 horas al no poder cruzar hacia Chile.

TBC en Magallanes

Entre los siglos XIX y XX la tuberculosis fue una de las enfermedades que más vidas cobró a nivel mundial y actualmente en Chile los tratamientos disponibles en el sistema de salud pública y privada mantienen a esta patología al límite de la erradicación, pero esta enfermedad de transmisión aérea -que afecta las vías respiratorias y destruye paulatinamente los pulmones y otros órganos- generalmente no es detectada a tiempo y se manifiesta en 21 de cada 100.000 habitantes de la región, siendo la principal fuente de infección otras personas aquejadas por la enfermedad y que conviven bajo el mismo techo.

Hasta el pasado mes de agosto, en Magallanes, habían sido diagnosticados como positivos 14 casos. En todo 2011 se pesquisaron 29 pacientes portadores de la enfermedad.

En ese sentido el jefe del equipo técnico de tuberculosis del Hospital Clínico, doctor Bernardo San Martín Carrasco, ha enfatizado el llamado a la comunidad a través de este medio, recordando que “es fundamental que la gente acuda a practicarse el examen que permite diagnosticar la presencia de la enfermedad a tiempo”, explicando que la baciloscopía y el cultivo de la expectoración se practican de forma gratuita en todos los centros de salud del sistema público, sin importar la condición previsional.

Esta enfermedad es de una evolución muy lenta por lo que puede tardar varios meses en manifestar síntomas. Entre los principales, está la tos y expectoración por más de dos semanas y baja de peso. Dichas condiciones son una señal de alerta para que las personas acudan a hacerse los estudios que tardan una semana en dar resultados. Esta patología es tratable y curable en un 100% con los medicamentos actuales, aunque de no ser tratada el 80% de los casos puede ser mortal sin tratamiento, siendo los adultos mayores el grupo etáreo más susceptible al contagio.

El tratamiento se realiza de forma rigurosa y bajo supervisión ya que se practica de forma oral administrando antibióticos diariamente por cuatro meses y posteriormente tres dosis semanales durante dos meses más. La enfermedad es lenta en ser curada pero el tratamiento si se sigue de forma responsable es 100% efectivo.