Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

Alumnos de intercambio de la Umag compartieron experiencias

Dos llegaron y dos se van. Unos están con toda la expectativa de vivir una experiencia nueva y dos, la están conociendo. Por eso, antes de viajar, era bueno que se reunieran, para conocer un poco sobre lo que les espera. Los estudiantes de la Universidad de Magallanes, Eduardo Borguenson (cuarto año de Kinesiología) e Iván Navarro, sexto año en Ingeniería Civil Química, viajarán hoy lunes rumbo a España, el primero a Soria y el segundo, a Valladolid, ambos favorecidos con la beca Eurica, del programa Erasmus Mundus.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 15 de Septiembre del 2014

Compartir esta noticia
57
Visitas


Dos llegaron y dos se van. Unos están con toda la expectativa de vivir una experiencia nueva y dos, la están conociendo. Por eso, antes de viajar, era bueno que se reunieran, para conocer un poco sobre lo que les espera. Los estudiantes de la Universidad de Magallanes, Eduardo Borguenson (cuarto año de Kinesiología) e Iván Navarro, sexto año en Ingeniería Civil Química, viajarán hoy lunes rumbo a España, el primero a Soria y el segundo, a Valladolid, ambos favorecidos con la beca Eurica, del programa Erasmus Mundus.
Por eso, la oficina de Movilidad Estudiantil y Relaciones Académicas de la Umag, dirigida por Patricia Guerrero, los despidió la semana pasada con un desayuno, oportunidad en la que compartieron con dos alumnas, que están experimentando el mundo nuevo. Se trata de la colombiana Susana Iguarán, estudiante de Derecho, y Aneta Muziol, de nacionalidad polaca, que cursa Trabajo Social.
Los alumnos de la Umag van con objetivos distintos a esta experiencia. “Como es mi último año, haré eso y la tesis, más algunos créditos que la beca me exige que tengo que complementar mi carrera”, detalló Navarro, en tanto que Borguenson indicó que “iré a hacer práctica y ramos, para conocer un poco el ambiente universitario de esa universidad, cómo es la carrera, el enfoque, es más ese aspecto más que a cumplir con lo mismo que estaba haciendo”.
Ambos pudieron intercambiar estos conocimientos con las alumnas que se encuentran en la Umag, que debido a sus orígenes, tienen visiones totalmente divergentes con respecto a lo que les ha tocado vivir. Mientras Aneta Muziol, que lleva 6 semanas en Magallanes, opinó que “todo es muy distinto. La atmósfera y los profesores es mucho más relajada que en mi país. En todo sentido. En Polonia no se puede ni saludar de beso a un profesor o llamarlo por el nombre”; visión totalmente contraria a la de Susana Iguarán: “siento que los profesores son más estrictos, exigen más que te aprendas códigos en mi carrera, por ejemplo. Allá en Colombia nos dejan libertad y tenemos mejor relación; más que profesores son como amigos de nosotros, compartimos mucho fuera del claustro educativo. En cambio acá no, son más serios”. Pero además, la estudiante, que lleva poco más de un mes en Punta Arenas, indicó que “otra diferencia es que la clase de nosotros es más casuística, acá son más retóricas, excepto una que otra, pero en todas el profesor habla y habla, y muy pocas preguntas. Estoy acostumbrada a que sea casuística, que hablan más los estudiantes que los profesores; ese contraste me llamó la atención pero me he ido adaptando”.
Donde sí concordaron las estudiantes extranjeras es en la extrañeza que les causó saber que la educación en Chile es pagada. “En Colombia es totalmente gratuita, (interviene Aneta ‘En Polonia también’). Excepto que estudies en una universidad privada, como es mi caso, pero tampoco es tan cara, y aparte de la matrícula, no se paga arancel educativo, ni en pública ni privada”. La estudiante europea añadió que “en mi país, nosotros podemos estudiar más carreras gratuitas, pero debemos pagar por la segunda y tampoco es caro, es muy barato”.
En términos de vida, ambas destacaron el frío invernal como lo más difícil, especialmente en la estudiante colombiana, que pasó de los casi 45 grados a -3.
Experiencias que pronto vivirán Iván Navarro y Eduardo Borguenson, con quienes las alumnas extranjeras tuvieron una amena charla mientras desayunaban, y donde más de algún consejo les dieron para manejarse en un país distinto.