Necrológicas
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Millapani Muñoz

Ana Navarro: “Nos volveremos a poner de pie”

La mujer expresa que es imposible que los bomberos hayan llegado en tres minutos como dicen,
ya que con su marido y un vecino estuvieron demasiado tiempo lanzando baldes de agua.

Por La Prensa Austral Jueves 21 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
18
Visitas


El martes en la noche un violento incendio se desencadenó en una propiedad de calle Ramón Carnicer 0566, barrio 18 de Septiembre. A causa de la voracidad de las llamas resultaron destruidas dos casas habitaciones que eran ocupadas por ocho personas, quienes perdieron todas sus pertenencias.

Ana Navarro, una de las afectadas y nuera de la propietaria Ana Catepillán, mujer de la tercera edad, señala que si bien se encuentra muy mal por lo sucedido, aclara que todo se puede recuperar, ya que es material. “Gracias a Dios no hubo vidas comprometidas y estamos bien. Todo esto pudo haber sido mucho más grave, donde quizás hubiera muerto alguien, pero lo material se recupera”, indica esperanzada en reconstruir su hogar.

Con entereza afirma que “hay que tener mucha fuerza para seguir adelante, ya que tengo hijos pequeños que están viviendo en diferentes partes y estas son las cosas en donde uno debe ser fuerte”.

Labor bomberil

“Nosotros no sabemos realmente cuánto demoraron los bomberos en llegar, pero pasó mucho tiempo desde que llamamos. Mi hija hizo la primera llamada a las 20,53 minutos, e incluso la tiene registrada en su celular. Mientras esperábamos que arribara bomberos, con mi marido y un vecino tirábamos baldes de agua, pero las llamas se hacían cada vez más grandes. Es imposible que los bomberos hayan llegado en tres minutos como ellos aseguran”, reclama la víctima de este incendio.

La mujer expresa que si bien este incendio afectó lo material y lo emocional de la familia, ellos saben que deben salir adelante y volver a reconstruir lo que tanto les costó. “Cuando uno ha comenzado alguna vez de cero sabe que se puede volver a hacerlo y pararse nuevamente”, dice.

Por estos días Ana Navarro, junto a su marido y sus hijas más pequeñas, se encuentra pernoctando en la casa de su madre.
Ana Catepillán, en tanto, la principal afectada por el siniestro, permanece por el momento de allegada en otro domicilio acompañada de su hijo Raúl Calivoro.

Solidaridad de
una amiga

Yasna Barría, amiga de Ana Navarro, señala que cualquier tipo de ayuda puede hacerse llegar a Ramón Carnicer Nº0461, domicilio que también fue ofrecido a su compañera. “Esperamos que la comunidad nos ayude con lo que sea. Las niñas de 5 y 8 años perdieron toda su ropa”.

“Gracias a Dios la niña más chica (Romina de 5 años) estaba en mi casa a la hora del incendio. Cuando comenzaron las sirenas y el humo se comenzaba a sentir cada vez más fuerte, le dijimos a la niña que no era su casa, sino que era en otra dirección. Luego de eso la preparamos para decirle que el incendio había sido en su hogar”, expresó Yasna Barría.

Según versiones de los mismos afectados y vecinos, el incendio pudo haberse iniciado por una cortina que tomó contacto con un calefactor.