Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Anoche murió pensionado de Enap que sufrió paro cardiaco en accidente

Su hijo y conductor había señalado que su padre se encontraba con muerte cerebral y había solicitado a quienes lo conocían que rezaran por él.

Por La Prensa Austral Sábado 29 de Septiembre del 2012

Compartir esta noticia
43
Visitas


Anoche dejó de existir Juan Torres Vidal, jubilado de Enap,que se vio involucrado en un accidente automovilístico registrado en horas de la tarde.
El hombre, de 81 años, había sido internado en crítico estado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de las Fuerzas Armadas Cirujano Guzmán, luego de participar en una colisión casi frontal en calle Ignacio Carrera Pinto, esquina de calle Eusebio Lillo, en el límite que separa las poblaciones Carlos Ibáñez y El Pingüino. Sin embargo, no eran la gravedad de las lesiones lo que lo mantenían hasta anoche entre la vida y la muerte, sino que probablemente el fuerte impacto emocional que había sufrido al verse involucrado en el hecho, ya que esto habría desencadenado un paro cardiorrespiratorio en el interior del automóvil siniestrado.

El accidente ocurrió alrededor de las 16,45 horas, en circunstancias que Joel Mansilla Cárdenas guiaba un station wagon Toyota Surf por Carrera Pinto de playa a cerro. En sentido contrario circulaba José Torres Díaz, conduciendo su Fiat Palio, quien era acompañado de su padre, Juan Torres Vidal de 81 años. Según el testimonio de los involucrados, el chofer de la camioneta se disponía a virar en dirección sur para ingresar a calle Eusebio Lillo, no percatándose de la proximidad del otro vehículo, impactándolo de lleno en la parte frontal.

A raíz del impacto, los dos conductores resultaron sólo con lesiones leves. Sin embargo, el copiloto de 81 años, Torres Vidal, no se veía bien, ya que comenzó aprisionar el pecho con su mano para luego dejar de moverse. En camino ya estaba la ambulancia del Samu, cuyo personal al llegar al lugar comenzó a hacer maniobras de resucitación, debido a que el adulto mayor presentaba un paro cardiorrespiratorio severo, siendo trasladado con suma premura al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico de Magallanes.Lamentable allí dejó de existir a eso de las 22 horas de anoche.

Consternación
Un ambiente de mucha consternación protagonizaron en el lugar del accidente los familiares de los involucrados, quienes no daban crédito a lo ocurrido. Carabineros adoptó el procedimiento de rigor, tomando los datos de ambos conductores para luego trasladarlos al centro hospitalario.
“No importan los fierros, los fierros dan lo mismo, pero quiero saber qué pasa con el abuelo, no se veía bien, quiero que me lleven al hospital para saber cómo está, la vida de una persona no tiene precio”, señalaba sobrecogido el chofer del station wagon, mientras caminaba nervioso en las inmediaciones del escenario del accidente.

En tanto, en el hospital, el chofer del vehículo menor, recibía atención médica, ya que sufrió una fractura en uno de sus pies. Pero, no era eso lo que más lo atribulaba, ya que recibía la triste noticia de que su padre se encontraba en muy malas condiciones, y que era trasladado de urgencia a la Uci del Hospital de las Fuerzas Armadas.

“Me dijeron que mi papá está estable, pero que sufrió muerte cerebral, así que teníamos que esperar a ver cómo evoluciona y ver si hay alguna reacción de su parte”, comentó ayer a La Prensa Austral el acongojado hijo, quien hacía entonces un llamado a los familiares, amigos y quienes conocieran a su padre a rezar por su pronta mejoría.

Por disposición del fiscal de turno, al lugar del accidente se trasladó personal de la Siat de Carabineros, para efectuar los peritajes de rigor.