Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

Antecedentes secretos y falta de coordinación dificultaron investigación del caso Harex

“Hoy no tenemos testigos claves, pero por primera vez se designa un ministro en visita
y un equipo policial abocado cien por ciento a la investigación. Además se maneja una línea
investigativa definida”, destacó el comisario Eric Martínez.

Por La Prensa Austral Viernes 6 de Mayo del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
109
Visitas


Una ministro en visita, un equipo policial con dedicación exclusiva y una línea investigativa definida aparecen hoy como base para la labor que se desarrolla en torno al caso Harex.

Si bien pudieran resultar elementos básicamente fundamentales para el éxito de una investigación, recién hoy, 10 años después de la desaparición del estudiante, surgen como aliados de las cientos de páginas que son parte de la causa.

Para el jefe de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), comisario Eric Martínez, las decisiones adoptadas hoy vienen a poner las cosas en su lugar y a entregar, al menos, una tenue luz de esperanza para la familia y la comunidad en la búsqueda de respuesta que permitan aclarar este enigma que data de octubre de 2001.

“Es cierto hoy no tenemos testigos claves, pero por primera vez se designa un ministro en visita y un equipo policial abocado cien por ciento a la investigación. Además se maneja una línea investigativa definida, que puede no estar en lo cierto, pero que por los antecedentes parece ir en el camino correcto”, señala el jefe policial.

– Han pasado 10 años y no hay nada. Entonces uno se pregunta ¿qué se hizo mal?
– “Es que se hizo de todo, pero el trabajo policial se vio complicado por la existencia de antecedentes secretos o porque no había acceso a la carpeta investigativa. Habían carpetas secretas, antecedentes que llegaban de todos lados y una falta de coordinación total de todas las diligencias. Además, las policías tampoco tomaban conocimiento mutuo del trabajo que estaban desarrollando”.

– Entonces el trabajo efectuado fue malo.
– “Dualidad de funciones y pérdida de antecedentes. Pasa que antiguamente ante este tipo de casos muchos jueces despachaban órdenes para las dos policías y eso generaba la dualidad y la falta de coordinación”.

– Y hoy ¿cuál es el punto de partida?
– “Cero, con el propósito de esclarecer, primero, las circunstancias de la desaparición”.
– Aquello aparece como el gran punto al debe de la investigación.

– “Claro, porque hubo mucha diligencia, entrevistas, trabajo con videntes. Se abocaron a eso pero no a obtener una versión clara y contundente de las circunstancias que rodearon la desaparición. Y a eso apunta hoy la ministro, pensando en que desde ahí se puede trabajar en hipótesis y descartes sobre qué pasó y dónde quedó”.

– El paso del tiempo ¿podría compensarse con elementos como la dedicación exclusiva, los mejores recursos y el mayor grado de expertise policial?
– “Evidentemente, pero no podemos olvidar que el tema es complicado. El tiempo transcurrido ha sido bastante y hay que enfrentarlo con lo mejor de cada uno”.

Línea investigativa
– ¿Cómo fue el primer encuentro con la ministro Marta Pinto Salazar?
– “Informativo. Nos reunimos el viernes y le expusimos las últimas diligencias. Ella ya había tenido acceso al informe policial y conoció de la línea investigativa que se ha estado siguiendo”.

– ¿Se puede adelantar algo de aquello?
– “Es la que habla de Mauricio Yáñez (fallecido). Esa línea viene del principio y no la descubrimos nosotros. Aquí no se trata de ir por lo más fácil, porque puede que no estemos en lo correcto. Lo que tenemos son antecedentes que en su minuto no se cotejaron”.

– Hay mucha gente ligada a Ricardo o que estuvo la noche de la desaparición que ya no se encuentra en Punta Arenas.
– “Hay que contactarlos y entrevistarlos. Sabemos que hoy es gente adulta que con el paso del tiempo pueden recordar antecedentes más específicos, cosas que a lo mejor no dijeron por no considerarlas importantes o porque, sencillamente, no se la preguntaron”.

– Con el correr de los días, ¿qué opinión tiene de la persona que detuvieron y luego fue dejada en libertad?
– “Se estableció que no tuvo mayor participación. Sin embargo, entregó antecedentes que coinciden con otros que se encuentran en la carpeta y que él no tendría porqué haber conocido”.

– ¿Hablaron con la ministra de plazos?
– “Es que no los hay. La idea es obtener de inmediato el máximo de antecedentes, porque ya se ha perdido demasiado tiempo”.