Necrológicas

Ardió casa que era morada de indigentes

Como una “crónica de un incendio anunciado” podría calificarse el siniestro de grandes proporciones que a las 8,20 horas de ayer arrasó con una vivienda de material ligero del barrio Croata, ubicada en Carrera esquina O’Higgins.
[…]

Por La Prensa Austral Martes 22 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
22
Visitas


Como una “crónica de un incendio anunciado” podría calificarse el siniestro de grandes proporciones que a las 8,20 horas de ayer arrasó con una vivienda de material ligero del barrio Croata, ubicada en Carrera esquina O’Higgins.

Cuatro compañías del Cuerpo de Bomberos combatieron el fuego, el cual presentó peligro de propagación. Hace tiempo, este inmueble había sido afectado por el fuego, al tratarse de un sitio donde los vagabundos se juntaban a beber. Por fortuna, no había viento a esa hora, lo que ayudó a que los voluntarios evitaran su propagación al inmueble aledaño por el lado de calle Carrera.

En este domicilio, signado con el número 969, Rosita Muñoz Cerda, pasó minutos de angustia, ya que ella vive hace tres años con dos adultos mayores enfermos, y “si esto se hubiera propagado cómo saco a mi mamá de aquí”.

Por otro lado, lamentó no saber a quién decirle para que hechos como éste se eviten, ya que “como no los recibe el Hogar de Cristo, (los indigentes) buscan cualquier lugar. Y para calentarse prenden fuego”.

Ella recordó que el año pasado le robaron todas las joyas de su casa, para lo cual ingresaron por aquel sitio y rompieron una ventana de su hogar.

Incluso el domingo llamó al Plan Cuadrante de Carabineros, por la presencia de ebrios que se hallaban al interior de la misma casa esquina, y le mencionaron que sacarlos era algo difícil, ya que era propiedad privada.

Los vecinos señalaron que la vivienda siniestrada perteneció a María Elena Vukovic y que ella había donado al Club de Leones en la década de los ’80. En ella incluso funcionó un Hogar de Niños (Fundación Gabriela Mistral), y llegó a haber un taller, pero luego todo quedó ahí abandonado.

Incluso señalaron que en la misma cuadra de Carrera hay otra vivienda deshabitada la cual incluso ha sido frecuentada por personas, que han intentado ingresar. En este caso, los dueños irían “tarde, mal y nunca”. Aun cuando los dueños les han dicho que la tienen bien cerrada, el pasto alto y la mugre en el patio revestirían otro foco de peligro.

Por lo pronto, Rosita Muñoz instó a que el municipio ubique a los propietarios de la casa siniestrada, a quienes se les entregó el domicilio, y que tome las acciones que corresponden, o bien al Club de Leones que se haga cargo de la situación cercando el sitio.