Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Ardió minibús que traía a turistas desde las Pingüineras

 Pérdidas totales por 10 a 12 millones de pesos reportó incendio de una máquina de empresa Sandy Point
por una aparente falla eléctrica.

Por La Prensa Austral Viernes 18 de Enero del 2013

Compartir esta noticia
12
Visitas


Un abrupto final tuvo el que parecía ser un viaje de placer de turistas alemanes a las Pingüineras del seno Otway, luego que un minibús de la empresa de transportes Sandy Point terminara totalmente devastado por la acción del fuego ayer pasadas las 13,30 horas.

El hecho se registró a unos cinco kilómetros del camino a mina Rica (Ruta Y-530). La máquina, un station wagon Hyundai H1 modelo 2009, trasladaba de regreso a siete turistas alemanes, quienes seguirían camino al Paine, cuando se produjo una combustión en el motor por una aparente falla eléctrica.

De acuerdo a lo señalado por el chofer a Bomberos, iban avanzando cuando de repente vieron que empezaba a salir humo del motor y después salieron llamas por el tablero. Alrededor de las 13,56 horas se activó la alarma bomberil, desplazándose hasta el lugar una unidad de la Tercera Compañía.

Al llegar el carrobomba, aún ardían los neumáticos del vehículo, pero en forma tan violenta que era difícil apagarlo, aparte que el conductor llegó solo con el carro. Allí, incluso hubo tres explosiones, dos correspondientes a los neumáticos y la más fuerte, al final, que pudo ser del estanque de combustible. Tras el percance no hubo heridos, alcanzando los pasajeros a rescatar sus pertenencias, debiendo lamentarse la pérdida total del vehículo de pasajeros.

Más tarde se constituiría en el lugar Adrián Valdés, perito del Cuerpo de Bomberos, para investigar las causas del incendio.

Viajeros

 La Prensa Austral logró llegar hasta el lugar del incendio, pudiendo advertirse un ambiente de tranquilidad entre los pasajeros y chofer. El grupo de turistas era encabezado por Hellmutt Schäeffer, alemán que vive 12 años en la Región de La Araucanía. Este, quien cumple el rol de guía, dijo que el grupo de seis ciudadanos germanos llegó ayer en avión a la región, y el día anterior estuvieron en Viña del Mar.

Agregó que ayer al mediodía visitaron las Pingüineras. Sin embargo, cinco kilómetros antes de llegar a la Ruta 9 Norte, por el camino de Punta Prat, empezó a salir humo en el sector de los focos del vehículo. El conductor detuvo la marcha y al ver qué ocurría el minibús empezó a humear. Tomaron tres extintores que tenía la máquina, pero no dieron abasto cuando la cabina empezó a arder. Sólo se abocaron a sacar sus pertenencias antes que la máquina quedara envuelta en llamas.

“Gracias a Dios estábamos todos con la cabeza fría, no hubo pánico y no hubo mayor drama”, expresó. De ahí esperaron a que otro vehículo de la empresa llegara para trasladarlos a las Torres del Paine y continuar su paseo. “Aquí estaba todo en regla, no hay nada anormal, sólo un accidente que le puede pasar a cualquiera”, remarcó el ciudadano germano.

 Seremi 

El seremi de Transportes, Gustavo Faraldo, entregaría más tarde una versión oficial de los hechos, señalando que este incidente no registró daños a personas, aunque la pérdida del minibús fue total. Refirió que esta máquina había sido fiscalizada por ellos el día 10 de diciembre en el sector de la Tenencia Kon Aiken, habiendo sido infraccionado por no tener seguros el conductor para este tipo de transporte.

“Cuando los buses de transporte tienen algún siniestro se debe consignar cuándo fue fiscalizada esa máquina y cuál fue el resultado de esa fiscalización, para determinar si alguna situación observada en su momento y que hoy día pudo ser la causa de un accidente no haya sido subsanada”, agregó. En este caso, no hubo anomalía al respecto.

“No hubo personas lesionadas, es lamentable la pérdida material, pero afortunadamente no hubo que lamentar desgracias personales”, opinó. Asimismo, expresó que el dueño, Juan Naduan, estaba bastante afectado por la situación, sin que fuera posible ubicarlo ayer.

El siniestro de la máquina de pasajeros representa para la empresa propietaria una pérdida estimada en 10 a 12 millones de pesos.