Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Armada decomisó casi media tonelada de centolla en veda en la comuna de Río Verde

– Ocupantes de la lancha motor “Verito” fueron sorprendidos arrojando sacos al mar en Seno Otway, lo que de paso permitió dejar al descubierto un “apozamiento” con trampas
para la captura del crustáceo.

Por La Prensa Austral Domingo 22 de Junio del 2014

Compartir esta noticia
232
Visitas


Lo que se inició como un patrullaje planificado entre efectivos de la Armada de Chile y personal del Servicio Nacional de Pesca permitió el viernes concretar la incautación de 44 kilos de centolla seccionada, esto en Seno Otway, comuna de Río Verde. No obstante, dicho procedimiento además derivó en la detección de más de 450 kilos de crustáceo vivo que había sido capturado y permanecía sumergido.
La mañana del viernes, alrededor de las 11,30 horas se inició el operativo, instancia en que se abordó la lancha motor “Verito”, cuya tripulación, al ver que se aproximaba una patrulla naval a bordo de un bote de goma, lanzó un saco al mar.
Una vez a bordo de la embarcación, la autoridad marítima efectuó una revisión exhaustiva sin encontrar anomalías; no obstante, al ser consultado el patrón de la lancha sobre la carga desechada en el agua, reconoció que se trataba de una bolsa con 44 kilos de centolla seccionada (patas), indicando el lugar donde ésta permanecía.
Debido a lo anterior, funcionarios de Sernapesca procedieron a cursar la infracción por transgresión a la ley general de pesca y acuicultura, incautando el recurso recuperado del agua. Asimismo, el personal naval al mando realizó el respectivo control de identidad del personal embarcado, lo que detectó una persona no incluida en la declaración de zarpe, quien, junto al patrón de la embarcación, quedó citado a la fiscalía marítima de la Capitanía de Puerto de Punta Arenas para responder ante dicha irregularidad.
Hallazgo inesperado
Exitosa hasta ese punto había sido la diligencia, sin embargo, por orden del teniente Sebastián Bravo, oficial al mando de la diligencia, se efectuó un reconocimiento preventivo del área, encontrándose un “apozamiento” con 3 trampas con centollas vivas atrapadas, con un pesaje cercano a los 450 kilos, productos que fueron liberados en el mar efectuándose la incautación de los elementos con las que habían sido capturadas, como prueba material del ilícito.
Se explicó desde la autoridad marítima que dicha práctica obedece a la transgresión de la veda, capturando el producto, manteniéndolo con vida (fresco) sumergido a la espera de que pase el período de prohibición de extracción o bien para “cosecharlo” de manera clandestina para su comercialización ilícita.
Se explicó que la Gobernación Marítima realiza estos patrullajes de manera aleatoria y en diferentes puntos de las aguas regionales, para prevenir este tipo de ilícitos.
Finalmente, tanto las trampas como el producto procesado llegaron anoche, pasadas las 20 horas a Punta Arenas, quedando en custodia del ente fiscalizador marítimo para su posterior destrucción.