Necrológicas
  • Orlando Vera Muñoz
  • Yerco González Cárcamo
  • Leonor Silva de la Fuente
  • Francisco Moreno Chávez
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Margarita Ríos Collier
  • Elena Cea Vidaurre

Asaltan local de comida rápida y maniatan a dueño

“Pagamos el noviciado”, expresó propietario del local comercial, el cual había partido recién en junio con el negocio.

Por La Prensa Austral Jueves 6 de Octubre del 2011

Compartir esta noticia
67
Visitas


Una noche de pesadilla fue la que vivió el martes el comerciante Javier César Cárcamo Alarcón, 60 años, dueño del céntrico local de comida rápida “Salchipapas”, en José Menéndez Nº782.
Tras finalizar lo que parecía una jornada normal, el propietario acababa de cerrar el negocio cuando, a las 22,30 horas, sintió que alguien tocaba a la puerta. Al salir a ver de quién se trataba, se encontró con tres desconocidos quienes lo abordaron e ingresaron al establecimiento con la clara intención de asaltarlo.

Mientras uno de ellos permanecía vigilando en la puerta, el comerciante fue agredido y reducido por dos de los antisociales, quienes actuaron a rostro descubierto. Con la misma frialdad procederían a maniatarlo con cinta adhesiva en sus brazos, piernas y boca, dejándolo inmóvil. En rápida acción, los sujetos registraron el interior del local y se llevaron todo el dinero que mantenía en caja, unos 140 mil pesos, correspondientes a la recaudación del día. La víctima quedó encerrada en el inmueble, imposibilitada de pedir oportuno auxilio.

Recién a las 5,23 horas el afectado se logró zafar y salir a pedir ayuda, llamando a Carabineros. Tres minutos más tarde, la policía uniformada se constituyó en el lugar, haciéndose cargo del procedimiento.

La primera acción instruida por el fiscal Eugenio Campos fue que la Sección de Investigación Policial (Sip) de Carabineros se abocara a las primeras diligencias junto al Laboratorio de Criminalística de la policía uniformada (Labocar). En horas de la mañana éstos realizaban los primeros peritajes y fijaciones en el lugar de los hechos.

Al ubicar ayer en la mañana al dueño del local, éste se mostró bastante afectado por lo vivido. Cárcamo mantuvo cerrado ayer el negocio, y en virtud de la investigación instruida en torno a este robo con violencia señaló que le habían recomendado no entregar información a los medios de comunicación.

Pese a ser intimidado y ver su integridad física amenazada, señaló no tener ninguna lesión apreciable producto de esta reprochable acción.

Asimismo, Cárcamo señaló que recién el pasado 14 de junio se había instalado en dicho local, por lo que “pagamos el noviciado”.

Este hecho delictual se suma a recientes robos registrados en distintos puntos de la ciudad en las últimas dos semanas, el último de los cuales había afectado el día anterior a la panadería Jacqueline, desde la cual desconocidos sustrajeron dinero y especies por un monto cercano a 200 mil pesos.