Necrológicas
  • René Lopeteguis Trujillo
  • Luisa Mancilla Soto
  • Juan Mario Moreira Añazco
  • César Barrientos Cárdenas
  • Raúl Low Bórquez
  • Nancy Cofré Yévenes

Bacaladeros reducen a menos de la mitad inversiones directas en la región

La industria del bacalao estaría pasando por su peor momento, hasta ahora, según exponen los representantes del sector a nivel regional y nacional, agrupados en la Asociación Gremial de Operadores de Bacalao de Profundidad.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 16 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
11
Visitas


La industria del bacalao estaría pasando por su peor momento, hasta ahora, según exponen los representantes del sector a nivel regional y nacional, agrupados en la Asociación Gremial de Operadores de Bacalao de Profundidad.
El problema, aseguran, es que la caída en sus inversiones y gastos, además de la reducción de personal, comenzará a hacerse notoria, especialmente en Magallanes, donde hasta el año pasado, la industria dejaba más de US$20 millones y durante éste la cifra llegará a menos de US$8 millones.
La crisis de la industria -según cabe recordar- se inició tras la drástica reducción de las cuotas pesqueras de este año, fijadas por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, con datos del Instituto de Fomento Pesquero (Ifop), de acuerdo a lo mandatado por la polémica Ley de Pesca, y que significó recortar a un tercio de lo habitual las cuotas para recursos locales como el bacalao de profundidad y la merluza austral.
La normativa fija también la instalación de una mesa o comité de manejo (formado por los productores industriales y artesanales de las distintas pesquerías), la cual estaría conformándose dentro de dos semanas para el caso de la merluza, el congrio y la raya, no así para el bacalao, que deberá esperar presumiblemente hasta fin de año para ello.
De ahí la inquietud del sector, dado que el comité de manejo funciona como contraparte de la instancia científica para la determinación de las cuotas del próximo año. En definitiva, el temor de los bacaladeros pasa porque la inexistencia de su comité impedirá su participación en el análisis, pudiéndose repetir la situación actual.
Para el presidente de Aobac, Eduardo Infante de Tezanos Pinto, el tema es grave dado que la realidad de los bacaladeros ya estaría dejando sin empleo a cerca de 150 personas, considerando sólo al personal embarcado, afectando indirectamente a unas 500 familias y con una disminución cercana al 60% en inversión regional.
“La situación es que nuestras cuotas de pesca actuales nos permiten pescar sólo la tercera parte de lo que pescábamos años anteriores, mientras que el costo de las cuotas -lo que pagamos año a año por pescar- es el mismo”, aclara, por el cual, si antes se pagaba cerca de US$4,5 millones por 3 mil toneladas (antigua cuota), con costo de US$1.500 por tonelada (aproximadamente $825 por kilo) hoy el costo es de US$4.100 por tonelada ($2.300 por kilo).
De repetirse el escenario el próximo año, “las empresas bacaladeras tendrían que reducir su tamaño y desprenderse de barcos, lo que va a significar un mayor desempleo… Si la situación se prolonga en el largo plazo, no cabe duda alguna que la industria va a desaparecer”, asegurando, por ejemplo, que las exportaciones ya estarían bajando desde los US$45 millones a cerca de US$16 millones.
Lo más grave en este caso es que, según información del director zonal de Pesca, Gonzalo Rubilar, aún no se cierra el llamado a concurso para llenar los cargos del comité de manejo, con lo cual, para Infante, “es 100% seguro que este año no estará listo a tiempo. Independiente que la pesquería se extiende por todo Chile, dificultando la elección de los representantes, esto es sólo una excusa para la falta de diligencia de la Subpesca; este proceso debería haberse iniciado un año antes”, critica.
Al respecto, Rubilar relativizó la “gravedad” de la situación, reconociendo que, si bien es cierto los bacaladeros están atrasados, se espera su pronta conformación: “Nos hubiera gustado que esto se hiciera antes, pero, al menos, tenemos casi listos los tres recursos (merluza, congrio y raya) que son los más importantes para nosotros en términos de extracción pesquera y por la gente que involucra, es una buena noticia, porque la merluza del sur bajó casi un tercio de su cuota, pero la realidad del bacalao es otra y esperamos sacarlo lo antes posible”.
El diputado DC, Juan Morano, miembro de la Comisión Pesca de la Cámara Baja, expuso la situación ante el ministro y subsecretario de Pesca, señalando que, “dado que los comités no están operativos aún, no hay posibilidad de revertir esto en el corto plazo… Hoy día la Ley de Pesca está coja, porque los comités no están operativos. En el caso de los bacaladeros, ellos pueden absorber esta baja durante un año, pero no por mucho más tiempo, pues son industrias con instalaciones y barcos que necesitan tener recurso para ser rentables”.
El parlamentario, junto a la senadora DC, Carolina Goic, se hicieron parte de esta demanda y expusieron ante las autoridades la situación del sector: “Formalmente le pedimos al ministro dar celeridad a este problema del sector pesquero y dar cumplimiento a una serie de compromisos relacionados con la ley que son necesarios para que el sector funcione”, expuso la legisladora.
El seremi de Economía, Paul Gnadt, por su parte, señaló desconocer los avances en el tema del bacalao, señalando que hasta el momento tampoco se han evaluado los efectos económicos de la situación del recurso en la región.