Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Biotex ganó proyecto para extender sus productos químicos al ámbito medicinal

Un nuevo gran paso en investigación biotecnológica realizará la empresa Biotex, tras adjudicarse un premio otorgado a nivel nacional, lo que le permitirá instalar una segunda planta en Tierra del Fuego, esta vez en Porvenir.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 16 de Julio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
324
Visitas


Un nuevo gran paso en investigación biotecnológica realizará la empresa Biotex, tras adjudicarse un premio otorgado a nivel nacional, lo que le permitirá instalar una segunda planta en Tierra del Fuego, esta vez en Porvenir.

El ambicioso proyecto demandará una inversión total de unos US$2,5 millones.

El gerente general de la empresa nacional BioAgro, Paul Abogabir, dio a conocer el orgullo que siente la firma biotecnológica por el reciente premio obtenido de la Fundación Copec-UC (Compañía de Petróleos de Chile-Universidad Católica de Chile), por su sucursal en Tierra del Fuego, planta Biotex, ubicada en las inmediaciones de la villa Cameron, comuna de Timaukel. El concurso que otorgó la distinción se efectuó a nivel nacional entre medio centenar de propuestas de investigación.

“Nuestro proyecto se basa principalmente en la utilización de las cáscaras de centolla y centollón, de donde nosotros extraemos un producto natural llamado quitina, con el cual hemos desarrollado el tema agrícola creando una serie de productos que se llaman BioRend, que se venden en el mercado nacional a los productores del agro. También exportamos a casi 10 países del mundo estos productos que se fabrican ahí, en Tierra del Fuego”, señaló desde Santiago el ejecutivo.

Abogabir describió el producto como un líquido activador del sistema inmunológico de las plantas. El concepto básico -explicó- es que la mayoría de los hongos que atacan a las plantas en sus paredes celulares tiene quitina. Y como el producto elaborado por Biotex posee un derivado de la quitina (por lo tanto, la contiene), al aplicárselo a una planta ésta reacciona como si estuviera siendo atacada por un hongo y comienza a defenderse en forma natural.

Añadió que se trata de lo que se conoce como “molécula Sar” por sus siglas en inglés (systemic acquired resistance) o resistencia sistémica adquirida (en castellano), que hace que las plantas adquieran resistencia para defenderse de enfermedades.

Para las investigaciones efectuadas por Biotex en la materia, hace cuatro años se incorporó a la empresa el investigador Osvaldo Rubilar, bioquímico doctorado en Europa y experto en temas de quitina y quitosano, quien hoy es el gerente de investigación y desarrollo de BioRend.

Hace dos años se efectuó en Chile un Congreso Mundial de Quitina y Quitosano, donde la empresa nacional participó como expositor explicando las bondades de su producto, lo que interesó a la Universidad de Valparaíso para desarrollar un proyecto en conjunto. De allí salió la postulación al programa I+D (investigación más desarrollo) de la Fundación Copec-UC, donde se formuló un nuevo proyecto del quitosano.

Este apunta a una formulación que permitiría usar esta molécula para llevar al cerebro humano antioxidantes que ayudarían a prevenir enfermedades tan dañinas como el Alzheimer o el mal de Parkinson. Entre 50 proyectos que analizó la Fundación Copec-UC, sólo dos fueron declarados ganadores y uno de ellos fue el de Biotex. “Aparte de ser una ayuda tecnológica, también proveen fondos que sirven para las instalaciones que vamos a tener que hacer en Tierra del Fuego y poder generar un quitosano farmacéutico, de una gran pureza para que se le pueda entregar al ser humano”, anunció Abogabir.

Segunda Planta en Tierra del Fuego

Esto quiere decir que el desarrollo de la mencionada molécula no sólo se continuará haciendo para el plano agrícola, donde cumple un importante rol, sino que ahora se extenderá al ámbito de la medicina y alimentación y, además, hay otras investigaciones en la misma área. El crecimiento de la empresa, por tanto, se extendería a mejorar tantos las actuales instalaciones de Biotex en Timaukel, como a la instalación de una nueva planta (la destinada al sector medicinal) en Porvenir.

Respecto de las inversiones, el nuevo proyecto de biotecnología considera una inversión inicial de 217 millones de pesos, equivalente a unos 500 mil dólares, para construir la nueva planta en la isla, que se ubicará en Porvenir.
Posteriormente, una vez que el producto final esté desarrollado y con el objeto de iniciar su comercialización, involucrará inversiones aún más importantes en términos de plantas de producción, equipamiento y demás, las cuales serían superiores a los 2 millones de dólares.

En otro plano, el ejecutivo de BioRend indicó que también se está trabajando para mejorar el tema del abastecimiento de la cáscara de la centolla y centollón, la que proviene de Puerto Williams y de las pesqueras de Porvenir, cuando se abre la veda (como está aconteciendo en la actualidad). Con los proveedores existen distintos acuerdos para la obtención de la mencionada materia prima, finalizó Abogabir.