Necrológicas
  • Susana Barría Vigna

Camilo y el Dittborn jugarán la finalísima

No hubo campeón en la “18” al quedar igualados en el primer lugar, por lo que tendrán que definir el título en un partido extra

Por La Prensa Austral Lunes 16 de Mayo del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
42
Visitas


Con incidentes que empañaron la última fecha de la Asociación 18 de Septiembre concluyó ayer la fase regular de la competencia y no hubo campeón ya que quedaron igualados en el primer lugar Carlos Dittborn y Camilo Henríquez.
Carlos Dittborn derrotó a San Felipe 3-2 y Camilo Henríquez empataba a 1 con Pingüino cuando a los 43’ del primer tiempo se suspendió el partido por falta de garantías ante incidentes provocados por jugadores e hinchas de Pingüino, según se establece en los informes del árbitro y turno. Por lo tanto los puntos se los adjudica Camilo.

De esta manera Carlos Dittborn y Camilo Henríquez quedaron con 21 puntos. Tercero, con 20 puntos, se ubicó Palestino que goleó a Chile Austral 5-1, quedando cuarto San Felipe con 17 puntos y fuera del campeonato regional de clubes que, recordemos, este año tendrá tres participantes por asociación (con la excepción de Porvenir, que continuará con dos equipos).

GOLEADA DE PALESTINO

Sólo se programaron de la última fecha los tres partidos que tenían importancia para la definición del título.
Abriendo la jornada, en la cancha dos (que estaba en muy mal estado pero mejor que la uno) se enfrentaron Palestino con el colista Chile Austral, ganando fácilmente los palestinistas por 5-1 con goles de Luis González (2), Lucio Pérez (2) y Marcelo Ulloa. Para Chile Austral anotó Oscar Herrera.

El triunfo dejaba a Palestino a la expectativa de lo que sucediera en los otros dos partidos ya que tenía una posibilidad de campeonar, pero para ello no tenían que ganar Camilo y Carlos Dittborn.

LOS INCIDENTES
En el segundo partido Camilo Henríquez enfrentaba a Pingüino con la obligación de vencer para superar a Palestino y asegurarse, por lo menos, un partido extra si en el encuentro de fondo ganaba Carlos Dittborn a San Felipe.
A los 11’ se puso en ventaja Camilo con gol de Mauricio Barría pero a los 18’ empató Mario Colivoro.

Este jugador sería la causa de los incidentes ya que a los 43’ el árbitro Luis Barría expulsó a Colivoro por juego brusco. Esto llevó a que reaccionara un jugador de Pingüino que estaba en la banca, Félix Cárcamo, quien agredió al árbitro con un golpe de puño y luego ingresó gente del Pingüino a la cancha, lo que llevó a que el juez suspendiera el partido por falta de garantías.

Aunque en la reunión de hoy se adoptará oficialmente la decisión de otorgarle los tres puntos a Camilo, pero como esto se da por hecho queda empatado con Carlos Dittborn en la punta y se debe jugar un partido extra entre ambos que, en principio, sería programado para el próximo domingo.

SUFRIO EL DITTBORN

En el último partido jugaron Carlos Dittborn y San Felipe, los dos luchando por algo importante, ya que el Dittborn, sabiendo que Camilo tenía asegurados los tres puntos, estaba obligado a ganar para empatar en el primer lugar e ir a la finalísima, mientras que San Felipe, si ganaba, tenía la opción de disputar el vicecampeonato con Palestino y, ademas, clasificaba al Regional.

Y parecía que lo lograría ya que faltando 10 minutos para el término del partido ganaba 2-1, pero reaccionó el Dittborn y se quedó con el triunfo por 3-2.

A los 10 abrió la cuenta Jorge Vargas para el Dittborn, pero a los 14’ Alejandro Naín y a los 28’ Fabián Barría dejaron arriba 2-1 a San Felipe.

A los 20’ del segundo tiempo los sanfelipeños sufrieron la expulsión de Danny Segura (doble amarilla) pero también el Dittborn quedó con un hombre menos al ser expulsado a los 36’ Richard Bórquez (doble amarilla).
A los 40’ llegó el empate para el Dittborn con un tiro libre de Cristián Libert que no lo vio el portero sanfelipeño por la intensa neblina que había en ese momento en torno a la cancha.

Y a los 43’, de media chilena, José Aguilar consiguió el gol del triunfo para Carlos Dittborn, que podría significar un título, mientras que San Felipe se quedó sin ningún premio.