Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Candidato independiente a alcalde de Punta Arenas “Insistir en la dupla Mimica-Boccazzi sería un error para la ciudad”

– ¿Es verdad que usted está por bajar su candidatura? Dicen que le están ofreciendo hasta 200 millones de pesos para ello.
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 14 de Octubre del 2012

Compartir esta noticia
8
Visitas


– ¿Es verdad que usted está por bajar su candidatura? Dicen que le están ofreciendo hasta 200 millones de pesos para ello.

– “Así dicen. Me han llamado algunas personas comentándome que son esos los rumores que han hecho circular. Pero no son efectivos. Me imagino que hay muchos a los que les interesaría y ayudaría enormemente que tomara una decisión así, pero eso es no conocerme. Yo decidí abrazar esta candidatura porque tengo el convencimiento que puedo aportar a la ciudad y que la gente valora mi honestidad y transparencia”.

– ¿Quién anda difundiendo esos rumores?

– “Punta Arenas es una ciudad pequeña. Aquí todos nos conocemos y sabemos de dónde provienen esos comentarios insidiosos”.

Así responde Roberto Sahr, concejal y candidato independiente a la alcaldía de Punta Arenas, quien se presenta hoy como el principal escollo para la postulación de Sandra Amar, la figura oficial de la Alianza por Chile.

Como respondiendo a la aparente campaña de rumores en su contra, Sahr también desliza sus propias “inquietudes” ciudadanas, señalando, primero, que le parece extraño que la candidatura de Sandra Amar no se identifique como la carta del gobierno y también le resulta un tanto sospechoso que el gran despliegue de propaganda electoral coincida con “alguna autorización gubernamental en un cambio de planes de una empresa”.
– ¿Por qué decidió levantar su candidatura en calidad de independiente?
– “Porque tengo una historia de vida, de más de 40 años de trabajo, donde he sido asalariado y un pequeño emprendedor, lo que me ha dado la experiencia de vida y de administración, aparte de mis doce años de concejal, en que fui electo y reelecto y siempre con aumento de votación. Creo que, por todo esto, la gente realmente confía en mí, así como yo confío en mis vecinos, y que estimo que soy capaz de liderar el municipio, con transparencia y honestidad”.

– Pero, ¿por qué lo hizo en calidad de independiente? ¿Por qué prefirió ser una suerte de Llanero Solitario en vez de buscar el amparo de algún partido o bloque político?
– “Porque represento, principalmente, a la gente que no está en un partido político y que quiere un alcalde que vaya más allá de los partidos políticos y que esté atento a solucionar los problemas de toda la gente, sin importar de que sea de izquierda, centro o derecha. Con esta candidatura independiente también pretendo representar a gente que votó por Sebastián Piñera, pero que está desencantada del gobierno, y también a gente que es de Concertación, pero que ahora está desencantada con su candidato a alcalde. Ese abanico amplio es al que estoy apuntando”.

– Sin embargo, usted trató, previamente, de ser el candidato oficial de la Alianza.

– “No, lo que yo, primeramente, dije es que quería ser candidato y estaba disponible a recibir el apoyo de quién viniera. Si la Alianza me hubiera apoyado, obviamente que habría aceptado dicho apoyo. Pero, muy distinto es ser “el” candidato de la Alianza, que ser candidato independiente apoyado por la Alianza. Si ellos hubieran querido apoyarme, yo hubiera aceptado gustaso el apoyo, como, en algún momento, tuve por 24 horas el apoyo de Renovación Nacional. Uno no está en condiciones de rechazar un apoyo que venga a ampliar el abanico de electores”.

– En estos momentos, usted aparece como el cura de Catapilco, una persona que está colocando en dificultad la candidatura oficial de la Alianza.

– “Yo no lo veo así, porque yo no soy de la Alianza, no pertenezco a la Alianza. Al contrario, yo preparé esto. Me preparé durante doce años como concejal para llegar a ser alcalde y creo tener hoy la experiencia suficiente para ello. Hace prácticamente un año que anuncié mi candidatura a alcalde; con mucha anticipación dije que iba a recolectar firmas para ir como independiente y la gente fue a firma –no se les fue a sacar la firmar a las casas, sino que toda la gente fue a la notaría bajo condiciones climáticas adversas- y superé, incluso, el número de firmas legalmente requeridas; avisé que me iba a inscribir de candidato; me inscribí de candidato. Después apareció la candidata, que no es la candidata de la Alianza, sino, más bien, de un sector de la Udi, promocionada por el ex intendente Storaker y el seremi de Gobierno”.

– Pero, ambas candidaturas disputan, en general, los mismos votos.
– “Bueno, aunque yo no sea de la Alianza, uno no se puede hacer el tonto. Si esa candidatura no se hubiera levantado, esos votos no habrían ido para el candidato del PPD, sino que, obviamente, a mi persona…”.

– ¿Está diciendo que es la candidatura de Sandra Amar la que lo está ahora perjudicando a usted?

– “Yo, con mucha anticipación anuncié mis intenciones, junté mis firmas, me inscribí. Yo no salí a última hora a perjudicar una candidatura que ya estaba. Es, exactamente, lo contrario. Pero, está bien. Esta candidatura de un sector de la Udi, del gobierno regional, marca la diferencia conmigo y eso también me favorece. Hay muchísima gente de derecha, de centro e izquierda que no se siente identificada ni con Sandra Amar ni con Emilio Boccazzi y que va a votar por mí”.

-¿Usted se presenta como una persona que es capaz de concitar votos desde la extrema derecha a la extrema izquierda? Es tan amplio su abanico…

– “No diría que tanto así, pero sí desde la centro-derecha a la centro-izquierda y a gente independiente que se identifica con esta candidatura independiente a alcalde. Quizás, esto para una candidatura parlamentaria no sería posible, porque allí la gente vota más por la militancia y los temas ideológicos. Pero, para un alcalde es más posible ser más amplio en el espectro porque se ven temas y problemas de ciudad, cuya solución la puede encarnar una persona que tenga amplitud de criterio y capacidad, como las tengo yo”.

– Como concejal, se hizo famoso por ser un concejal denunciante. Algunos le han criticado precisamente por ello, por quedarse mucho en la denuncia y no hacer nada más.

– “Bueno, esa es la labor del concejal: la fiscalización. Si uno mira la ley orgánica constitucional, ve exactamente que, dentro de las funciones del concejal, está la fiscalización y el que no fiscaliza, no denuncia, sencillamente no está cumpliendo con su tarea y eso ha pasado con varios de mis colegas concejales, sobre todo en esta última etapa, en este último Concejo, pues se han convertido en “yes-man” y no han actuado como debieran actuar. Yo, en este momento, he escuchado, visto y leído a muchos candidatos a concejales prometiendo infinidad de cosas y yendo mucho más allá de lo que la ley les faculta. Entonces, sería muy bueno que ustedes publicaran cuáles son exactamente las tareas y funciones de un concejal para tenerlas muy claras.

“Yo hice lo que tiene que hacer un concejal. Todas las denuncias las dirigí a la Contraloría y ninguna fue respondida como una denuncia inexacta, sin fundamento o como un invento. Todo lo que yo denuncié fueron cosas reales, que sucedieron, como fue la mentira de que la internación de buses amarillos se hizo a través de una donación; el caso de Servitrans que, incluso, está en la justicia; y el de la digitalización de los diarios regionales; también los permisos que se estaban dando a los locales para vender alcohol sin tener patente municipal. Todas estas cosas fueron reales y no hay nada que yo haya inventado”.

– En algún momento, se creyó que usted era parte de una campaña en contra del actual alcalde, ligada a ciertos sectores.

– “Sólo quise cumplir lo que dice la ley. No haberlo hecho, habría sido incumplir con la ley y eso sería un abandono de deberes. Hice lo que tenía que hacer en doce años de concejal. Creo que se cumplió una etapa y ahora viene la otra etapa que es poder llevar todas las ideas que tengo a la práctica”.

– Pero, también tendrá que hacer un mea culpa por algunas votaciones en el Concejo.

– ¿Como cuál?

– El caso de la basura.

– “A ver. Creo que sí. En la primera licitación del contrato de la basura, donde el primer lugar fue para la empresa Mercurio. Yo voté en contra por dos motivos: porque tenía un estudio financiero de un profesional que, analizando, la inversión que tenía que hacer la empresa y los ingresos, consideraba que no era viable lo que ofrecía la empresa y me dijo que cualquier inversionista al dinero le hubiera sacado más rédito en fondos mutuos que recolectando basura; segundo, en esos días salió una publicación del diario El Sur de Concepción, diciendo que dicha empresa se había ganado una licitación y que no había firmado el contrato y había preferido que le cobraran la boleta de garantía porque, supuestamente, no tenía respaldo financiero. Ante eso, voté en contra. Posteriormente, en el juicio que inició la empresa en el Tribunal de Compras Públicas, determinó que los argumentos que usé eran subjetivos y no objetivos. También en la vida uno puede cometer errores y le pedí disculpas públicas a la empresa porque tomé la decisión equivocada creyendo hacer lo mejor para mi ciudad”.

– ¿Cuál es su evaluación de la actual gestión alcaldicia?

– “Mira, yo no puedo ver bajo el agua, pero los hechos me dan a entender que han existido manejos raros…”.

– ¿Manejos raros de qué?

– “En general… La experiencia me ha dado a entender que no se ha actuado bien y eso ha sido porque el alcalde no consideró al Concejo, que es el que representa a toda la gente de la ciudad, como un equipo, con el cual debía trabajar. Prefirió, en cambio, rodearse de otras personas y de un grupo de concejales que llevaron adelante toda la administración municipal y, peor aún, la administración de la Corporación, donde la administración ha sido pésima. El secretario general ha confirmado que ya el déficit va en cinco mil millones de pesos y se sigue dilapidando y farreando plata. Como Concejo Municipal, debimos haber tenido más injerencia en esto…”.

– Pero, el déficit de la Corporación viene de antes.

– “Sí, pero el aumento del déficit, sí; es de esta administración, la cual, en vez de mantenerlo o disminuirlo, lo ha ido acrecentando, gastando mucho más de lo que debiera y sin asesorarse en su directorio. Respecto de éste, tengo una crítica demasiado fuerte, pues ha sido contemplativo y sólo se ha reunido para escuchar y jamás ha tomado su rol en la Corporación Municipal”.

– En ese sentido, el candidato a alcalde de la Concertación es Emilio Boccazzi. ¿Usted cree que él sería la continuidad de estas equivocaciones?

– “Bueno, la dupla Mimica-Boccazzi ya ha demostrado lo que puede hacer. Estos cuatro años ya están a la vista y creo que insistir en ellos sería un error para la comuna, para la municipalidad”.

– ¿Sería más de lo mismo?

– “Es el mismo equipo, son las mismas personas y los hechos están a la vista”.

– Todo no habrá sido mal manejo en la gestión de Mimica.

-“Es difícil encontrar algo favorable del actual alcalde, pero, en su momento, la decisión de clausurar el Teatro Municipal fue buena, era lo lógico y tomar el proyecto de remodelarlo. La construcción del Centro Artesanal espero que sea bueno y que no sea como el del centro de feriantes de la población “18”, como también las multicanchas que se han hecho en los distintos barrios. Ahora, más que eso, no podría destacar a simple vista”.

– Algunos plantean que de esta disputa Sahr-Amar sale el candidato a diputado de la derecha.

– “No sé. No sé. La verdad es que yo he escuchado que la Alianza al llevar a su candidata no tiene intenciones de disputar la alcaldía, sino que hacer un colchón de votos para la próxima parlamentaria, sea para ella o para el ex intendente. Si es así, es una mezquindad tremenda. Yo lo que estoy haciendo con mi candidatura no es hacer un colchón para una parlamentaria, sino ir a pelear, a buscar la alcaldía porque quiero trabajar como alcalde por mi ciudad. Lo que pase después es algo que hoy no puedo adelantar, pues sólo Dios sabe lo que viene después. En estos momentos, sólo quiero ser alcalde porque tengo la capacidad y las ganas de trabajar por mi ciudad y por los vecinos”.

– ¿Quién financia su candidatura? Existen sospechas respecto de quién la financia.

– “Lo voy a decir derechamente: esta campaña me va a costar veinte millones de pesos, de los cuales cinco millones de pesos son míos, que junté en este tiempo para invertirlos; hay otros cinco millones de pesos que me han dado entre quince amigos; y los otros diez millones espero gastarlos contra la recuperación del gasto electoral. Espero que esos diez millones de pesos que estarían de déficit, los pueda recuperar gracias a la cantidad de votos y lo que no alcance, sencillamente, es un compromiso que tengo que afrontar yo y que lo haré con mis ingresos como trabajador, ya sea como trabajador-alcalde o como trabajador-lanero”.