Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

Cansados de soportar incendios intencionales de camarines, vecinos recurrirán de protección

Directivo vecinal lamentó que autoridades “estén esperando que ocurra alguna tragedia grave para que puedan intervenir”.

Por La Prensa Austral Viernes 16 de Diciembre del 2011

Compartir esta noticia
17
Visitas


Un recurso de protección contra la Asociación de Deportes 18 de Septiembre se aprestan a interponer, ante la Corte de Apelaciones, los pobladores del sector aledaño a aquel popular complejo deportivo.

Así lo confirmó Salomón Estrada Avilés, presidente de la junta de vecinos Nº15 Manuel Rodríguez, quien señaló como preocupante la seguidilla de incendios que hace un mes y medio -e incluso de antes- se viene intensificando en torno a los restos de camarines de la Asociación 18 de Septiembre, los cuales no han sido retirados y constituyen un peligro inminente.

Sin ir más lejos, el martes cerca de las 3 de la madrugada tuvieron un nuevo incendio, el cual sería ya el vigésimo, según expresó el dirigente, y a la noche siguiente se registró otro siniestro de proporciones que consumió varias instalaciones.

Ante ello, Estrada manifestó que el lunes estarían concurriendo ante la Corte a interponer un recurso contra la asociación responsable de este recinto deportivo: “la idea es que puedan hacer retiro de todos los escombros y restos de los camarines”.

Expuso que los vecinos ya “están con taquicardia, porque no pueden estar tranquilos. La mayoría son adultos mayores de 80 años, y ese es el problema que tenemos. Esto produce intranquilidad”.

Recordó que esto se arrastra cerca de cuatro a cinco meses, tiempo en que los responsables han hecho caso omiso a su inquietud para poder remediar esta situación. Estrada incluso habló hace casi dos meses con el coordinador regional de Seguridad Ciudadana para que pudiesen hacer algo, “pero no ha pasado nada. Creo que están esperando que ocurra alguna tragedia grave para que puedan intervenir”.

Inclusive ha habido casas cuyos galpones, que colindan con el complejo deportivo, se han visto afectados y “ellos mismos han tenido que estar apagando el fuego antes que lleguen los bomberos, entonces reviste un peligro tremendo”. Esto, sin contar los recursos que implica a la entidad bomberil tener que estar movilizándose, con el consiguiente desgaste de los carros y del material, ante lo cual el dirigente solicita a los responsables tomar de una vez cartas en el asunto.