Necrológicas
  • Manuel Antonio Vidal Díaz
  • José David Jara Jara

Carabinero de franco frustró robo de ropa exclusiva desde tienda de calle Bories

Antisociales rompieron vitrina con una piedra y se llevaron especies por un monto cercano
a 2 millones de pesos, logrando ser capturados en las inmediaciones del lugar.

Por La Prensa Austral Lunes 27 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
303
Visitas


La presencia de un carabinero de civil que se retiraba de madrugada ayer a su domicilio por calle Bories fue crucial para aguarles la fiesta a dos jóvenes, quienes en ese preciso instante habían ingresado a una tienda de ropa exclusiva para sustraer diversas especies.

A las 7,05 horas del domingo, la central de comunicaciones de Carabineros (Cenco) recibió el aviso de un efectivo del Laboratorio de Criminalística, quien a su paso por la arteria principal se percató de que el vidrio de una vitrina del establecimiento Mountain House, frente a Nº656, local 2, presentaba un boquete. A través de él, desconocidos habían ingresado con la intención de robar.

De manera inmediata, la policía focalizó la cámara de seguridad hacia el mencionado establecimiento comercial, lográndose captar la huida de los sujetos, los cuales fueron perseguidos por personal del Cuadrante 1 de Carabineros. En Mejicana frente al Nº777, a la altura de la Sala de Cine Estrella, se lograría la detención de ambos antisociales sorprendidos “in fraganti”.

Los imputados Jeiko Sebastián Ojeda Huichiquelén y José Arturo Villarroel Chacón, ambos de 19 años, al momento de ser capturados arrojaron al suelo las prendas sustraídas desde la tienda que tenían en su poder. El primero huía con tres parkas y tres pantalones, en tanto su compañero lo hacía con una parka, un gorro, un par de calcetines, guantes, un termo y un cubrecalzados para nieve.

Pese a que en Avenida Colón con Magallanes se detuvo a un tercer joven, de 18 años, el cual habría estado minutos antes junto a los imputados, no se acreditó su participación en los hechos y quedó libre.
La fiscal de turno, Alejandra Guevara, dispuso la concurrencia al lugar de personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) y de la Sección de Investigación Policial (Sip) para practicar los peritajes de rigor.
Luego se constituiría el dueño del local comercial para avaluar el monto de las especies sustraídas y los daños registrados.

Daños y pérdidas
por $2 millones

El propietario de Mountain House se abocaba ayer al mediodía a reemplazar el vidrio de la vitrina dañada. Hace 31 años que funciona en dicho local, y hasta hace dos años el sector se había mantenido tranquilo. Ante ello, lamentó que en la principal calle céntrica los amigos de lo ajeno vuelvan nuevamente “a las pistas”. Además le parecía extraño que se produzca esto habiendo cámaras de televigilancia en el centro.

Avaluó los daños y pérdidas en 2 millones de pesos.

Los dos imputados fueron formalizados alrededor de las 13,30 horas en el Juzgado de Garantía por el delito de robo en lugar no habitado en grado de frustrado.

Como medida cautelar, la fiscal solicitó el arraigo regional de ambos jóvenes, así como la prohibición de acercarse a la tienda afectada por el ilícito. Todo esto, sustentado en la evidencia de las cámaras del centro, las cuales captaron en la vía pública la secuencia en que los implicados rompen el vidrio del escaparate para ingresar.

Asimismo, al ser detenidos uno de ellos llevaba ocultos unos guantes en su ropa interior.

Aun cuando ninguno tenía antecedentes penales, el juez de garantía Juan Olivares le dio a conocer a Villarroel de dos situaciones pendientes de índole procesal (notificación), dejándolo citado para sus respectivas audiencias.
Ambos fueron dejados en libertad y se fijó un plazo de 45 días para investigar.