Necrológicas
  • Mery Stipicic Matic
  • Nancy Muñoz M.
  • Juan Ramón Espinoza Carrillo
  • María Lidia Mayorga Basualto
  • Gastón Guillermo López Gallardo
  • Inés Almonacid Oyarzo
  • José Eugenio Ayancán Ruiz

“Centella” conquistó la Quinta Vergara y se llevó Gaviotas de Plata y de Oro

Por La Prensa Austral Martes 24 de febrero del 2015

Compartir esta noticia
7
Visitas


La tarea que tenía Miguel Angel “Centella” era titánica. Debutar en el Festival de Viña del Mar ya era difícil, pero salir al escenario de la Quinta Vergara después de Ricardo Arjona, era sólo para valientes. Apenas el guatemalteco abandonó el escenario, se especulaba sobre quién seguiría, si la competencia o el humor. Los pronósticos eran más adversos si se tomaba en cuenta la criticada presentación de Dinamita Show, en la noche inaugural.
Y salió “Centella”, 10 minutos después de la medianoche, ante un público que lo esperaba con respeto y curiosidad. De inmediato se ganó aplausos, diciendo que el verdadero “Monstruo” eran aquellos a los que les dan un préstamo por 6 mil millones de pesos, aludiendo al hijo de la Presidenta Bachelet, Sebastián Dávalos y el Caso Caval.
Con ese impulso, el humorista realizó una rutina que de a poco fue convenciendo al público, con sencillez, candor y riéndose hasta de las equivocaciones que cometió en más de una oportunidad. Estaba nervioso, se le notaba, pero supo sacar provecho a esa situación y salir adelante.
Tras media hora de rutina, en la que relató esas historias cotidianas, salpicadas de tallas, terminó de conquistar a la gente cuando empezó a reírse de sí mismo. A diferencia de otros cómicos que se fijan en los defectos ajenos para armar sus rutinas, “Centella” sacó provecho a su poco agraciada figura y su rostro tan particular, para sacar carcajadas del “Monstruo”.
Por eso, el público lo premió con la Gaviota de Plata, que recibió emocionado, de manos de los animadores, Carolina de Moras y Rafael Araneda. A esas alturas, las banderas regionales asomaron por todos los rincones de la Quinta Vergara, dando un ambiente que todo magallánico alguna vez soñó.
Para el bis, “Centella” sacó esas historias que más de una vez hemos escuchado en la región, pero que en el contexto del Festival de Viña, sonaron espontáneas, gracias a ese estilo tan particular que ha sabido cultivar.
A esas alturas, no hubo necesidad de que los animadores “presionaran” a los espectadores. La Gaviota de Oro fue el merecido premio para “Centella”, que salió a escena con la bandera de Magallanes y dos pingüinos de peluche, que regaló al público.
Con los dos premios en sus manos, Miguel Angel Alvarado saludó a su familia, amigos y a todos los magallánicos, que orgullosos y al borde de las lágrimas, lo aplaudían a la distancia.
No era fácil salir después de Arjona, que brindó un show sólido y probado de casi 2 horas. Tampoco era sencillo, porque el público más juvenil esperaba a Reik. A todos ellos “Centella” se los echó al bolsillo. Claramente, el comentario de hoy será la consagratoria actuación de este cómico magallánico, que terminó de graduarse como humorista en el escenario más difícil del país.