Necrológicas
  • María Ofelia Laguarda Sánchez
  • María Julia Cárcamo H.
  • Amelia Miranda Navarro

Centro de Larga Estadía: “Estoy mejor que en mi casa”

Con los primeros diez usuarios debutó ayer flamante hogar para los adultos mayores de calle Hornillas. Se espera que durante las próximas dos semanas se llegue a su capacidad máxima, de setenta personas

Por La Prensa Austral Martes 12 de Julio del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
56
Visitas


Con los primeros diez usuarios comenzó a funcionar ayer, por fin, el Centro de Larga Estadía para el Adulto Mayor (Eleam). El flamante inmueble había sido entregado en enero de 2010 al Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), por lo que desde entonces debieron sortearse una serie de trabas burocráticas. El camino sólo se allanó cuando desde el nivel central se dispuso que la administración sea asumida por el Servicio de Salud Magallanes.

El establecimiento que cuenta con espacio para setenta adultos mayores, estará con su máxima capacidad durante las siguientes dos semanas, según comentan las autoridades responsables.

En la mañana de ayer los primeros pacientes fueron ingresados de a uno para conocer sus habitaciones y las otras dependencias del edificio emplazado en calle Hornillas, próximo a Avenida Eduardo Frei.

Son vulnerables socialmente

El médico Ramón Lobos, quien desde ayer es el director técnico del establecimiento, resalta la importancia que tiene este tipo de recintos que van en ayuda de los ancianos. “Los restantes pacientes ya se encuentran preseleccionados por el Senama. Las características principales que tienen estos usuarios son que en su gran mayoría son vulnerables socialmente. Aquí podemos ver como Chile le devuelve la mano a sus viejos”, explica Lobos.

Las comodidades del hogar son evidentes; piezas amplias y con muy buena ventilación, además de la luz que puede entrar en ellas. Hay un salón grande que cuenta con televisión, en donde los internos probablemente pasarán gran parte del día.

En el lugar existen habitaciones individuales, de a dos y de a cuatro. Inclusive, se cuenta con piezas matrimoniales, ya que fue seleccionado un matrimonio y se hace un esfuerzo para que la situación permanezca lo más normal posible.

Testimonios

Pedro Nahuelneri, uno de los primeros al ingresar al hogar, se le vio contento y muy alegre por integrarse al establecimiento. “Primer día que estoy acá y veo gente maravillosa; ya veo que voy a vivir bien aquí. Yo conocía el lugar de antes, pero ahora está más bonito, mi pieza está súper linda; de ahí no me levanto”, señala.

“La vista que tengo aquí es genial, estoy mejor que en mi casa (ríe). Lo bueno es que tampoco voy a estar solo, voy a tener más compañeros de pieza”, comenta Clodomiro Asencio, otro de los favorecidos.

Alejandro Espinoza, nieto de Asencio, señala que es muy bueno que él se sienta cómodo en un lugar y qué mejor que éste, donde puede estar bien atendido, ya que no es un asilo. “El enfoque psicosocial del recinto es ideal, ya que resalta lo integral del modelo, en donde ellos se sentirán más gratos con las visitas que se pueden efectuar”, añade Espinoza.