Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Chofer de taxi abusaba de su “nieta” desde los 7 años

Hombre de 52 años guardaba material pornográfico infantil, entre el cual había fotografías de la menor denunciante.

Por La Prensa Austral Miércoles 25 de Mayo del 2011

Compartir esta noticia
85
Visitas


Confeso y en prisión preventiva se encuentra un hombre imputado de abusar sexualmente de una menor de 11 años de edad, nieta de su conviviente.

El hecho quedó al descubierto la noche del lunes, cuando la pequeña relató a su madre el drama que venía viviendo desde el año 2007. Horas después, el sujeto de 52 años quedaba a disposición de la Brigada de Delitos Sexuales de la PDI, a la espera de ser pasado a tribunales.

El ex dirigente de la locomoción colectiva y actual chofer de taxi (se reserva la identidad para proteger a la menor) compareció ayer pasadas las 16 horas en la sala 2 del Juzgado de Garantía.

El fiscal Fernando Dobson lo formalizó por abuso sexual y almacenamiento de material pornográfico, disponiéndose su privación de libertad y un plazo de investigación de tres meses.

Se desata
el drama

Los antecedentes expuestos en la audiencia, indican que la noche del lunes la menor decidió romper su silencio y confesar a su madre lo que venía padeciendo desde que tenía 7 años. Sindicó como responsable a la pareja de su abuela paterna.

Mientras la pequeña daba cuenta de su calvario, en casa de su abuela se encontraban su padre y el imputado. El llamado telefónico de la mujer desató lo que vendría luego: golpes, amenazas, daños y denuncia.

Se dijo que la joven madre las emprendió cuchillo en mano en contra del imputado y que junto al padre de la niña causaron daños al taxi que conduce el presunto agresor (y que pertenece a un tercero).

Material
pornográfico

El relato del fiscal Dobson apuntó a tres hechos.

El primero data del período 2007-2011 cuando la menor llegaba a visitar a su abuela. En el lugar, el imputado le efectuaba tocaciones.

El segundo episodio se remonta desde principios de 2010 hasta febrero de 2011, cuando el sujeto, con el pretexto de enseñarle a manejar, sentaba a la menor en sus piernas para cometer actos de clara significación sexual.

Un tercer suceso se registró el 23 de mayo de 2011. Este da cuenta que detectives detectaron en discos duros de propiedad del imputado un sinnúmero de imágenes de menores de edad desnudos. Entre éstas se encuentra la menor de 11 años denunciante en esta causa.

El material deberá ser analizado por especialistas del Cibercrimen, buscándose determinar la existencia de otros menores agredidos por el imputado.

En la audiencia se dio a conocer además la declaración de la víctima, quien mencionó, entre otras frases: “Lo conté llorando porque ya no aguantaba más”; “me tomaba fotos y me decía que posara para él”; “decía que yo era su razón de existir”; “me regalaba ropa y teléfonos para que no dijera nada”. Asimismo, se mencionó que la pequeña temía denunciar porque había sido violada a los 4 años (por otra persona) “y no me iban a creer de nuevo”.

También se leyó parte de los dichos del imputado, quien reconoció que la tocaba “sin entender por qué lo hacía”.

Asimismo, reconoció ser un visitante asiduo a sitios eróticos en Internet y a ver videos donde aparecen menores de edad.
En la audiencia estuvieron presentes los padres de la menor y la abuela paterna. El dolor e impacto por el relato de los hechos fue evidente.

Al término de la jornada, cerca de las 17,15 horas, el papá de la niña las emprendió a viva voz en contra del imputado.
“Las vas a pagar…” repitió con insistencia. Luego en las afueras del Tribunal, vendrían las recriminaciones entre los familiares.

Si bien el imputado no registra anotaciones penales anteriores, se dijo que tenía un paso por el Tribunal por amenazas. Una causa donde también aparece involucrada la menor.