Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Cinco detenidos y daños en edificio de la intendencia dejó jornada de protesta

Grupo minoritario protagonizó incidentes en la Plaza Muñoz Gamero. Hasta un cuchillo fue hallado en medio de los manifestantes.

Por La Prensa Austral Viernes 1 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
107
Visitas


Cinco personas detenidas fue el saldo de la jornada de protesta estudiantil vivida ayer en el centro de Punta Arenas, la misma que tuvo como su más grave incidente el ataque con piedras del que fue blanco el edificio de la intendencia regional.

Lo que parecía ser una actividad enmarcada dentro del ambiente propio de este tipo de manifestaciones, terminó de manera violenta cuando un grupo de estudiantes sumó a las agresiones verbales el lanzamiento de objetos contundentes en contra del edificio que se ubica frente a la Plaza Muñoz Gamero.

Una de las piedras destrozó el ventanal de la oficina del intendente Arturo Storaker, quien a esa hora no se encontraba en la dependencia. El elemento terminó sobre la mesa de trabajo de la primera autoridad regional.

El subprefecto de los Servicios de Carabineros, comandante Miguel Jara Quezada, lamentó los incidentes, señalando que la responsabilidad evidentemente corresponde a los organizadores de la marcha. Agregó que el comportamiento de los manifestantes se había ajustado a los márgenes de normalidad, sin embargo, cuando la jornada se acercaba a su término (cerca de las 13 horas) un grupo minoritario encendió los ánimos, protagonizando los hechos ya descritos y que obligaron al actuar de Carabineros.

Otro hecho a mencionar fue el hallazgo de un cuchillo en la vía pública. En medio de los incidentes se logró advertir en el suelo un arma blanca de 25 centímetros, la que fue incautada sin poder determinarse su origen.

Los principales problemas originados por la manifestación -indicó el jefe de Carabineros- estuvieron ligados al entorpecimiento del tránsito.

De la normalidad
a los incidentes

Ayer desde tempranas horas, Carabineros puso en marcha su plan de resguardo tendiente a evitar incidentes que amenazaran la seguridad de las personas.

Al inicio, la manifestación se desarrolló con plena normalidad. Tras los discursos de dirigentes, secundarios y universitarios se reunieron en la esquina de calle Errázuriz con Chiloé para de inmediato dirigirse rumbo al norte en dirección a Colón. La marcha enfiló luego por calle Bories al sur, hasta concentrarse frente al edificio de la intendencia en Plaza Muñoz Gamero.
Minutos después se desa-taron los incidentes. Piedras fueron lanzadas contra el edificio de gobierno, destrozando la puerta de vidrio del principal acceso y el ventanal de la oficina del intendente.

La tensión fue en aumento cuando un grupo de cerca de 400 personas se tomó la calle intentando sobrepasar la barrera humana dispuesta por Carabineros.

El propio prefecto de Carabineros, coronel Miguel Angel San Martín, dialogó con los manifestantes para que mantuvieran la calma. No obstante, una minoría logró llegar hasta el acceso principal de la intendencia, produciéndose un fuerte choque con los efectivos policiales.

Además de los cinco detenidos, quienes quedaron a disposición de la Fiscalía, se registraron tres carabineros lesionados.