Necrológicas
  • Leonilda Florencia Bargetto Orellana
  • Ana Luisa Sepúlveda González
  • Laura Rosa Prado Cuevas

Comunidad natalina conmocionada por la trágica muerte de la pasajera de 18 años

– Fiscal a cargo de la investigación imputó al chofer del bus los cargos de cuasidelito de homicidio y cuasidelito de lesiones graves, fundado en que el acusado “conducía a una velocidad no razonable ni prudente, tomando en cuenta las condiciones del camino”.

Por La Prensa Austral Domingo 24 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
90
Visitas


Profundas muestras de dolor y consternación ha provocado en la comunidad natalina la repentina y trágica muerte de la joven Loreto Pilar Cárdenas Gallardo, de 18 años. Ella fue la única víctima fatal que cobró el accidente carretero ocurrido el viernes en la noche cuando se produjo la colisión entre un bus de la empresa Pacheco a bordo del cual retornaba a su ciudad natal y un camión de transporte de combustible en el kilómetro 169 de la Ruta 9 Norte.

El violento impacto destrozó la parte posterior del bus de transporte de pasajeros intercomunal, justo en el lugar donde viajaba sentada la joven acompañada de su pololo, Fabio Sierpe, quien permanece herido de gravedad en la Uci del Hospital Clínico.

Lorena salió eyectada de la máquina falleciendo por un traumatismo craneoencefálico de acuerdo a la autopsia realizada ayer en el Hospital Augusto Essmann.

Debido a las pericias realizadas en el lugar por personal del equipo Siat de Carabineros, sus restos permanecieron hasta las 6 de la mañana de ayer sobre la escarchada ruta interprovincial. El accidente había ocurrido a las 21,15 horas del viernes.

A las 17,30 horas el ataúd con sus restos llegó hasta la que fuera su casa habitación de calle Chorrillos Nº975. Sus funerales se efectuarán mañana a las 15 horas y sus exequias se realizarán en el Cementerio Padre Hurtado.

Consternación y dolor

El padre de la infortunada joven, René Cárdenas Santana, es un destacado dirigente social. Es presidente del Comité de Exonerados Políticos y de la junta de vecinos Nº3. Su madre, Miriam Gallardo, en tanto, fue por años funcionaria de la delegación local del Serviu.

Desde el primer momento sus padres fueron acompañados por familiares, vecinos y conocidos, quienes no lograban explicarse tan rápida partida. Lo mismo ocurría con sus ex compañeras del Liceo María Mazzarello, sus profesores y dirección del establecimiento.

Su profesora de Historia durante sus cuatro años de enseñanza media, Claudia Cárdenas, la recordó como una niña muy preocupada de sus padres y su familia en general. Su mayor afición era la computación para la cual tenía mucha habilidad.

“Para nosotros, como comunidad educativa pastoral del Liceo María Mazzarello, es una gran pérdida porque cuando las alumnas egresan, acá pensamos que tienen un proyecto de vida que van a concretar”, señaló la docente.

Ayer las docentes del establecimiento se reunieron para estar junto a la desconsolada familia de la joven.

“Estamos muy apenados, pero por otra parte contentos porque somos creyentes y pensamos que ella va a tener una mejor vida”, subrayó Claudia Cárdenas.

Por su parte la directora del establecimiento, sor Amalia Araya, apuntó que “como comunidad nos adherimos a este dolor. Nos hemos reunido para ponernos a disposición de la familia con la oración para que Dios los fortalezca”.

Conductor en libertad

Mientras tanto a las 15,45 horas de ayer se inició en el Juzgado de Garantía de Natales la audiencia de control de detención y formalización de cargos contra el conductor del bus Santiago Macías Macías, de 63 años.

Custodiado por personal de Carabineros ingresó al Tribunal, donde el fiscal Daniel Soto lo imputó por los delitos de cuasidelito de homicidio en la persona de Loreto Cárdenas y cuasidelito de lesiones graves respecto de Fabio Sierpe y Lucía Avendaño.

Tras la formalización de cargos el imputado quedó en libertad con arraigo regional y firma semanal ante la Fiscalía de Natales mientras se realiza la investigación en su contra que se estableció en un plazo de 90 días.

Del lugar salió visiblemente consternado acompañado de su esposa y compañeros de trabajo. Con ojos llorosos, rehusó realizar declaraciones en las afueras del tribunal.

El fiscal Daniel Soto durante la formalización de la investigación comunicó al Tribunal que Macías había sobrepasado el eje central de la calzada, siendo colisionado en la parte posterior por el camión que intentó evitar el accidente. Lo anterior por conducir a una velocidad no razonable ni prudente, tomando en cuenta las condiciones del camino.

La víctima fatal salió despedida por una ventana del bus, desapareciendo la pared de la parte posterior izquierda de la máquina debido al impacto.

Daniel Soto explicó que el chofer fue acusado por cuasidelito de homicidio porque “son delitos cometidos con culpa, con negligencia, pero no intencionales”.

Por su parte la defensora penal pública, María Fernanda Benavides, indicó que revisados los antecedentes de la investigación a su parecer “estamos frente a un muy terrible y lamentable accidente más, no a una conducta negligente o de infracción al reglamento del tránsito por parte de mi representado”.

Pudo haber sido de mayor envergadura

Carabineros realizó los primeros peritajes en el lugar del accidente, que ocurrió en una curva inclinada de la carretera.

La colisión se produjo cuando ambas máquinas se encontraron en el lugar y el bus traspasara el eje central de la calzada.

El jefe de Carabineros de la Segunda Comisaría de Puerto Natales, mayor Jorge Muñoz, no descartó como un elemento fundamental del accidente la presencia de escarcha, que habría facilitado que los vehículos hayan colisionado.

Planteó que “entendemos que concluyeron varios factores que originaron este accidente y tragedia, pero también creemos que pudo haber sido de mayor envergadura, con más muertos y lesionados, de no mediar la experiencia del conductor del bus, que cuando se produce el impacto logra controlar la máquina y evita el despiste que pudo haber originado un volcamiento”.

En este caso, acotó, dadas las condiciones existentes en esos momentos se podría haber lamentado una tragedia mayor respecto de la sucedida.

Los problemas de comunicación en el sector de la tragedia (ausencia de señal de radio y de telefonía) provocó que no hubiese claridad respecto de lo ocurrido en un primer momento. Esto explica que hayan surgido una serie de especulaciones en torno a la cantidad de fallecidos y heridos.

Incluso, Carabineros, recibió llamadas de medios de comunicación capitalinos que hablaban de cifras sobredimensionadas.

Mejorar los protocolos
de actuación

El mayor Jorge Muñoz declaró que este hecho debe servir como experiencia para mejorar los protocolos de actuación de todos quienes intervienen en estas emergencias.

Por ser una carretera interurbana la velocidad máxima permitida es de 100 kilómetros por hora. Aunque por las condiciones del lugar dijo que lo recomendable sería no haber transitado a velocidades mayores a los 60 kilómetros por hora.

En cuanto a la velocidad de los móviles involucrados, lo anterior lo determinará el informe final de la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (Siat).

Aunque en este caso, según su opinión, la curva existente en el lugar y la superficie escarchada son circunstancias determinantes al analizar lo sucedido.

Por otra parte, llamó a los pasajeros a utilizar el cinturón de seguridad, que calificó como un elemento que en un momento dado puede salvar vidas.

Sobre esta tragedia, la Sociedad de Transportes Héctor Pacheco e Hijos Limitada emitió un comunicado donde informa del accidente y sus graves consecuencias. “La destreza de nuestro piloto impidió una desgracia mayor”, remarca el comunicado. Por último Buses Pacheco expresa sus condolencias a la familia de la víctima por esta pérdida irreparable.