Necrológicas
  • Raúl Flores Gómez
  • Orlando Vera Muñoz
  • Luz Edulia de las Mercedes Chapa Muñoz
  • Francisco Moreno Chávez

Concejal afirma que se han gastado más de $100 millones en estudio para planta de relleno sanitario

“A todas luces es inviable” afirma el concejal Roberto Sahr Domian respecto a que la futura planta de relleno sanitario se levante en el sector Discordia, al sur de Punta Arenas, terrenos que ya fueron analizados favorablemente en el estudio de impacto ambiental encargado a la Universidad Católica de Valparaíso.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 7 de Enero del 2012

Compartir esta noticia
102
Visitas


“A todas luces es inviable” afirma el concejal Roberto Sahr Domian respecto a que la futura planta de relleno sanitario se levante en el sector Discordia, al sur de Punta Arenas, terrenos que ya fueron analizados favorablemente en el estudio de impacto ambiental encargado a la Universidad Católica de Valparaíso.

Más allá de eso, el edil manifiesta su temor a que por la elección de dicho terreno se hayan “dilapidado más de 100 millones de pesos en hacer un estudio ambiental que no servirá para nada” cuando se confirme la inconveniencia de utilizar el predio que se ubica 25,3 kilómetros al suroeste de Punta Arenas.

Sahr recuerda que en la sesión del pasado 28 de septiembre expuso ante el Concejo Municipal la seremi de Medio Ambiente, Claudia Saavedra, quien al inicio de su exposición señaló: “el estudio se está haciendo en el terreno que ustedes compraron”, aseveración que le fue corregida asegurándole que no se ha adquirido ningún sitio. “Así al menos me lo han hecho saber desde la municipalidad”, respondió la seremi.

Luego, recordó Sahr, se le consultó a la representante del gobierno qué ocurriría con el estudio de impacto ambiental en caso de comprarse el terreno. La respuesta fue lapidaria, aseguró el edil: “en ese caso el estudio no sirve porque se está haciendo para ese terreno, no otro”. Curiosamente, advierte Sahr, esa repuesta no aparece en el acta de la sesión y, lo más grave, significa que los millones gastados en el estudio están en riesgo de perderse.

Sobre esto último, aclara que los concejales jamás votaron por la compra del terreno, sólo lo priorizaron dentro de varias opciones. De paso, indicó que los temores de quedar con “un gasto hecho” pasa porque una futura planta de relleno sanitario en ese lugar exigiría una inversión extremadamente alta, tanto por lo que significaría comprar dos terrenos (el del punto a intervenir y el de acceso) como por una serie de modificaciones viales que serían necesarias para llegar a destino.