Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Condenan a dos hombres por contratar servicios sexuales de menores de edad

En un juicio abreviado se resolvió la suerte de Ricardo Alejandro Monrroy Navarro, de 49 años, y Edgard Mauricio Barría Saldivia, de 41, imputados por el delito de “sanción al cliente”, que guarda relación con acceder a servicios sexuales con menores de edad, pero mayores de 14 años.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 12 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
78
Visitas


En un juicio abreviado se resolvió la suerte de Ricardo Alejandro Monrroy Navarro, de 49 años, y Edgard Mauricio Barría Saldivia, de 41, imputados por el delito de “sanción al cliente”, que guarda relación con acceder a servicios sexuales con menores de edad, pero mayores de 14 años.

Ayer, en audiencia de preparación de juicio oral, ambos imputados aceptaron ir a un procedimiento abreviado, por lo que en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas se abordó la materia. En dicho proceso, el fiscal Fernando Dobson, acompañado de los abogados del Area de Protección de Víctimas de la Corporación de Asistencia Judicial y del Servicio Nacional de Menores, dio a conocer los antecedentes que obran en la carpeta investigativa.

Los sujetos, aprovechándose de la vulnerabilidad en las que viven ambas menores, Y.P.A.A. e Y.A.A.A., quienes al momento de ocurrido los hechos tenían 14 y 17 años respectivamente, pagaban la suma de 10 mil pesos para llevarlas a moteles y tener relaciones sexuales con ellas.

Las adolescentes, residentes en un Hogar de Menores, y amparadas por la red de protección infantil, comenzaron a tener conductas que llamaron la atención de sus tutores, lo que motivó que se denunciara a la policía un posible ilícito, ya que siempre acostumbraban a portar dinero, respecto del cual no podían justificar su procedencia, además que se les veía en compañía de adultos desconocidos.

De esta manera, y tras la toma de conocimiento de los hechos por parte del fiscal Dobson, las menores comenzaron a ser monitoreadas, lográndose establecer las visitas que éstas mantenían con los imputados. Tras la recolección de las primeras evidencias, se solicitó la intervención de los teléfonos celulares de las víctimas, confirmándose día y hora en que se cometería el ilícito.

Fue así que en junio de este año, en procedimientos separados, se logró la detención al interior de moteles de ambos sujetos, quienes en su momento indicaron desconocer la edad de las menores, planteamiento que fue echado por tierra tras la declaración de las afectadas, las que aseguraron que las conocían de a lo menos tres años, y que no sería primera vez que buscaban “chicas” para satisfacer sus deseos.

Finalmente, y tras lo expuesto, el juez Gonzalo Celedón, emitió un veredicto condenatorio para ambos acusados, como autores del delito motivo de investigación. La lectura de la sentencia quedó fijada para el próximo lunes 17 de diciembre, momento en el cual se sabrá si se acoge la solicitud de 541 días de cárcel para los condenados, pena solicitada por la Fiscalía.

Al respecto, el fiscal Dobson indicó que el hecho quedó acreditado con la investigación que se llevó adelante, sumado a la declaración de las propias menores, además de la admisión de los imputados del ilícito, en conjunto con las tareas realizadas por la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI.