Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

Condenaron a cliente que se enfrentó a tres guardias de seguridad

Lo que habría comenzado en un hurto de especies al interior del Supermercado Unimarc de calle Bories, se convirtió en una gresca que requirió la intervención de tres guardias de seguridad para repeler la violenta embestida de un sujeto. Finalmente, los funcionarios de seguridad resultaron con lesiones, en tanto el imputado, Sergio Alejandro Orellana Molina, de 28 años, obrero de la construcción, fue sentenciado ayer a 61 días de cárcel.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 19 de Noviembre del 2012

Compartir esta noticia
50
Visitas


Lo que habría comenzado en un hurto de especies al interior del Supermercado Unimarc de calle Bories, se convirtió en una gresca que requirió la intervención de tres guardias de seguridad para repeler la violenta embestida de un sujeto. Finalmente, los funcionarios de seguridad resultaron con lesiones, en tanto el imputado, Sergio Alejandro Orellana Molina, de 28 años, obrero de la construcción, fue sentenciado ayer a 61 días de cárcel.

Aceptando los cargos que la fiscal Wendoline Acuña imputó en su contra, Orellana Molina accedió a ir a un juicio simplificado en la mañana de ayer en el Juzgado de Garantía, esto en virtud de la gresca que protagonizó la tarde del sábado en el céntrico supermercado.

De acuerdo a los antecedentes expuestos por la Fiscalía, Orellana, a eso de las 19,30 horas, habría intentado sustraer comestibles y una silicona para vehículo, traspasando la línea de las cajas sin pagar el importe correspondiente a 4.900 pesos, por lo que habría sido interceptado por uno de los guardias, Juan Orellana Muñoz, quien se encontró con tenaz resistencia de parte del requerido, el que comenzó a propinarle golpes. Por lo anterior, se sumaron otros dos funcionarios, Osvaldo Díaz Obando y Lidia Ruiz Velásquez, quienes también fueron agredidos. A final el autor debió ser reducido y entregado a Carabineros.

Una vez detenido, el imputado amenazó a uno de los guardias señalando, “cuando salga te voy a buscar, te vamos a sacar la cresta, y en una de esas hasta te matamos”.

Por todo lo anterior, el sujeto fue imputado de los delitos de hurto falta en grado de frustrado, provocar lesiones leves y amenazas, ilícitos por los cuales fue condenado al pago de una multa de 2 UTM (79.932 pesos), además de 61 días de cárcel, los cuales podrá cumplir con arresto domiciliario, según resolvió el magistrado Andrés Provoste, además quedó con prohibición de acercarse al local comercial y a los guardias de seguridad.