Necrológicas
  • Leonor Silva de la Fuente
  • María Vera Ojeda
  • José Ortega Sepúlveda
  • Luis Alberto Latorre Vera

“Cuando un amigo se va”, le cantaron a Julio Moris Zapata en la despedida

Entre las emotivas palabras de adiós, fue recordado como un impulsor de diversas actividades mutualistas, deportivas y artísticas.

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
26
Visitas


Con un coro de una treintena de voces, dirigido por el maestro Jorge Huidobro, fue despedido en la iglesia Catedral el ex presidente de la Sociedad Coral de Magallanes, Julio Héctor Moris Zapata, quien falleció el miércoles a los 76 años.
En un responso oficiado por el vicario de la diócesis, padre Fredy Subiabre, fue destacado el aporte del desaparecido director coral, y ofreció un espacio al final para que deudos y amigos del fallecido entregaran testimonios. Estos fueron alternados con la antífona “Yo te resucitaré”.

A nombre de los socios y cuerpo directivo de la Sociedad de Empleados de Magallanes, Armando Barría destacó el despedir a un socio siempre inquieto que perteneció a varias instituciones de orden mutualista, deportivas y artísticas, en especial las corales. En especial, señaló que será recordado como un socio que fue creador y ferviente integrante de la Rama de Rayuela Juan Williams. Como vicepresidente y director en varios períodos de la Sociedad de Empleados, “entregó parte de su sabiduría y de su tiempo a la que fue su institución”.

Agregó que el miércoles 16 le tenían preparado un justo homenaje con motivo de los 100 años de su institución. “Lo que no sabíamos era que tenías otra actividad con Dios y los otros socios que nos precedieron”.

Gratitud

El presidente del Coro Italiano, Juan Carlos Muñoz Pardón, destacó que “Julito fue uno de los primeros integrantes del Coro Italiano en el año 2003, llevando consigo una amplia trayectoria de la Sociedad Coral de Magallanes”. Resaltó que su presencia hacía más activos sus ensayos, imponiendo su disciplina y respeto como amante de la música coral.
Incluso señaló que hace no más de 15 días conversó con Moris, y pese al estado delicado en que estaba le dijo: “me gustaría juntar a un par de viejos como yo para cantar y lo voy a hacer”.

A nombre de su madre y hermanos, Alvaro Moris, hijo del fallecido, agradeció su presencia a los concurrentes, resaltando el sentido de pertenencia que tuvo su padre con distintas instituciones magallánicas, entre las cuales destacó el Club de Tiro Almirante Señoret. “Queremos tener la misma voluntad que él tuvo para hacer de nosotros una gran familia”, expresó.

Finalmente, Hernán Torres leería un mensaje de Niní Ojeda, presidenta de la Sociedad Coral de Magallanes, enviado desde Santiago, en el cual resaltó el haber sido “una institución rectora del canto coral bajo su alero”. Evocó cuando, bajo la presidencia de Moris, éste se esmeraba en que su coro siguiera activo, yendo casa por casa, a los lugares de trabajo y conversando con cada componente para que ninguno faltara a sus ensayos, “y cuán grande era su felicidad al ver cuando cada uno llegaba”.

Antes de llevar sus restos hasta el Cementerio Municipal, el coro entonó el tema favorito de Moris, “Bella que tienes mi alma” (pavana francesa del Renacimiento), al cual seguiría con igual emotividad “Cuando un amigo se va”.