Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

“Cuentas alegres” sacaron los dueños y vendedores de puestos de comida

Contentos, en general, se mostraron los dueños y encargados de los puestos de comida de este Carnaval de Invierno 2011.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 25 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
137
Visitas


Contentos, en general, se mostraron los dueños y encargados de los puestos de comida de este Carnaval de Invierno 2011.

En la Plaza de Armas Benjamín Muñoz Gamero de Punta Arenas, entre Bories y Magallanes, se ubicaron cuatro de ellos. María Soto Opazo, de “Sándwich Dani”, señaló que el primer día de Carnaval las ventas fueron buenas. “Nos fuimos ‘a cero’. A las diez de la noche se acabó todo”, contó. Ese día vendieron en total, 500 kilos de longanizas (choripanes) y carne (anticuchos), y cinco litros de leche. Otro de los productos que ofrecieron al público fueron completos, leche con chocolate, café y agua de hierba.

Por su parte, Mónica Alarcón Hernández, quien junto a su esposo, Bernardo Maragaño Uribe y a su hermano Ricardo, se instaló con el puesto de pizza, se mostró satisfecha por la acogida del público.

“(…) Ahora decidimos innovar en el negocio y salimos con un camión-cocina, y le pusimos “Bianco’s Pizza Express. Es primera vez que estamos en el Carnaval. Ayer (el sábado) fue nuestro primer día y todo bien, impecable. Tenemos un prestigio de más de 20 años, la gente ya nos conoce. De aquí para adelante ya no paramos, vamos a andar en todos los eventos masivos. Donde haya un evento, ahí vamos a estar presentes”, señaló.

También vendieron completos, choripanes, sándwich, pichanga caliente, papas fritas, chocolate caliente y café.

María Marihueico Herrera, por su parte, también señaló que obtuvieron resultados positivos durante el primer día del Carnaval. Instalados con un puesto de venta de choripanes, anticuchos, completos, chocolate caliente y café, las familias Marihueico Nauto y de Marcia Díaz, vendieron toda la mercadería que tenían el sábado.

“Hoy (ayer) ha estado súper lento, por las condiciones climáticas. Pero nos va a ir bien, vamos a vender todo lo que tenemos, porque van a volver los clientes que tuvimos el día anterior”, señaló, optimista, Marihueico, apenas comenzaba el desfile de carros alegóricos.

Otro de los puestos de la Plaza Muñoz Gamero, El Churro Magallánico, también sacó “cuentas alegres”. Myriam Navarro Huiquilef contó que vendieron el equivalente a un quintal de harina el sábado. “Vendimos todo. Es primera vez que vendo churros en un Carnaval. El próximo año me voy a volver a instalar con este carro”, dijo.

El domingo fue más lento

“Ayer (sábado) nos fue regular, ni tan bien ni tan mal, pero ‘salvamos’. Hoy día ha estado más lenta la cosa. Hay menos gente que ayer (el sábado)”, indicó Ricardo Bahamonde Agüero, quien en compañía de Sacha Aguirre Mellado, fueron los encargados de vender choripanes y churros en uno de los puestos que se instalaron en calle José Menéndez con Bories.

Más entusiasta fue Enrique Ojeda Agüero, quien junto a sus hijos Iván y Richard, y a su nuera Rosa Zúñiga Martínez, se instalaron con un puesto de choripanes, completos, café y té. “Es primera vez que con mi hijo Richard estamos incursionando en esto, pero gracias a Dios nos ha ido muy bien”, expresó.

El matrimonio conformado por Carol Arismendi Oyarzún y Carlos Miranda Riquelme también se instaló en esta calle, donde vendieron anticuchos y consomé. “Es primera vez que participamos con un puesto de venta de alimentos en el Carnaval. Se le ocurrió a mi esposo y había que apoyarlo nomás. Ayer (el sábado) vendimos todos los anticuchos y nos quedó un poco de consomé. Han tenido harta aceptación los anticuchos, porque yo creo que son unos de los más ricos que hay acá. Para ser la primera vez, nos ha ido bastante bien. El próximo año, si Dios quiere, vamos a volver (…)”, dijo.

Al lado de ellos se encontraba Gloria Vergara Cueto, apoderada del cuarto básico del Insafa (Instituto Sagrada Familia), quien junto a Elvira Vargas, Jimena Catalán y Nadia Parra, se encontraban ayer vendiendo anticuchos, choripanes y papas fritas. “Es primera vez que participamos en esta aventura así. Hemos recuperado lo que invertimos. Estamos contentas. Nunca habíamos hecho este tipo de eventos y lo hemos pasado súper bien”, manifestó.

Finalmente, Graciela González, presidenta de la Agrupación Dubrasic (formada hace dos meses) de la población del mismo nombre, junto a 11 personas más, se encontraban ayer vendiendo anticuchos, choripanes, queques, calzones rotos, café y chocolate caliente, en Avenida Colón, a pocos metros de calle Bories. “Somos 40 familias que estamos trabajando para reunir fondos para nuestra vivienda. Es primera vez que participamos. Ayer (el sábado) nos fue bien, recuperamos los costos y hoy (ayer) esperamos que nos vaya mejor”.

“Ha sido bonita la experiencia y esperamos seguir participando, porque queremos seguir trabajando para adquirir nuestra vivienda”, agregó.