Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Cuestionan falta de manejo político e intervención del nivel central en nombramientos

Documento fue remitido ayer al intendente y a los timoneles de los partidos políticos y en él también se insta a que este bloque asuma
el desafío de trabajar para las próximas elecciones municipales y se proyecte más allá de 2018 y trabaje en serio en pro de tal fin.

Por La Prensa Austral Viernes 15 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
17
Visitas


Una visión crítica de cómo el actual gobierno se ha conformado y a su falta de espertis política –según se denuncia- tanto como su carencia de estrategia para trabajar en las comunas donde hay alcaldes de derecha con miras a las próximas elecciones municipales son parte de las conclusiones que plasma el documento que da cuenta del cónclave de la Nueva Mayoría, diálogo participativo celebrado el pasado sábado 2 de agosto.
Así, se registra la queja de que el gobierno regional ha prescindido de los partidos de la Nueva Mayoría tanto en la constitución del mismo como en el ejercicio de gobernar y se rechaza que el nombramiento de autoridades locales sea efectuado desde Santiago.
“El centralismo es en esencia antidemocrático, por lo cual deben respetarse las trayectorias de aquellos miembros de los partidos políticos de la región”, se puntualiza.
En este ámbito, también se cuestiona que en los puestos gubernamentales “se repitan los rostros de aquellos que participaron en gobiernos anteriores” e, incluso, hayan sido colaboradores de la administración de derecha.
Ser protagonistas y ayudar a construir una nueva Constitución Política que sea capaz de crear un Estado descentralizado; convertir a Magallanes en una región piloto para que se implementen las políticas relativas a la Reforma Educacional; y avanzar en la difusión del Plan de Desarrollo de Zonas Extremas son otras puntualizaciones del resumen del referido cónclave.
El documento fue remitido ayer al intendente regional, Jorge Flies, y a cada uno de los presidentes de los partidos políticos del conglomerado de gobierno.
En él, también se enfatiza precisamente que dicho conglomerado debe pasar de ser “una sociedad política a una comunidad política” y que debe plantearse su propia proyección más allá de 2018. “Los cambios que impulsa el programa de gobierno no concluyen el 2018, sino que tienen un alcance estratégico en el desarrollo del país y de la región de Magallanes”, se remarca.
En tal sentido, se indica a los jóvenes, como grandes ausentes del cónclave, y a quienes se debe incorporar en el accionar de la Nueva Mayoría y se plantea que se tiene que proyectar un trabajo a nivel de las comunas y provincias y en los movimientos sociales y ciudadanos.
RESUMEN DE LAS CONCLUSIONES

I.- DESCENTRALIZACION:
1.- Construir una nueva Constitución Política capaz de crear un Estado descentralizado;
2.- Que el gobierno regional tenga una agenda de trabajo participativa con una visión regionalista a largo plazo;
3.- Hacer de Magallanes la “región piloto” para la Reforma Educacional;
4.- Contar con políticas sociales regionalizadas;
5.- Aumentar los recursos y subsidios estatales en materia de conectividad;
6.- Tener instancias regionales para evaluar la Ley de Pesca e iniciar un proceso para revisar la denominada “Ley Longueira”; y
7.- Generar instancias de coordinación más activas entre los partidos de la Nueva Mayoría, el mundo social y las autoridades en cuanto al Plan de Desarrollo de Zonas Extremas y para otorgar condiciones de gobernabilidad para Magallanes.

II.- PROGRAMA DE TRANSFORMACIONES:
1.- Revitalizar la vida interna de los partidos y reponer los mecanismos eficientes de comunicación entre la militancia y la dirección política;
2.- “Se constata que el gobierno regional aún no se encuentra completamente instalado, situación que se asemeja a lo ocurrido con el inicio del gobierno de derecha en Magallanes”,
3.- Se observa “un cierto nivel de ausencia” en el tema de los derechos humanos y se pide al intendente reunirse de manera más permanente con las organizaciones vinculadas a este tema;
4.- Mejorar los canales de comunicación hacia los ciudadanos de las reformas para que las comprendan;
5.- Definir, tanto los partidos como el gobierno, el rol y la relevancia que se le otorgará a los movimientos sociales, sindicales y gremiales;
6.- Reforzar la labor política de las autoridades de gobierno, puesto “que juegan un papel político y no burocrático o tecnocrático”;
7.- Los grandes ausentes del cónclave fueron los jóvenes. Los partidos de la Nueva Mayoría han perdido mística en el trabajo territorial, poblacional y estudiantil;
8.- En la actual administración regional, se repite el rostro de aquellos que participaron en anteriores gobiernos y muchas de las autoridades se presentan ahora como independientes o desmarcados de sus partidos de origen “e, incluso, fueron colaboradores del gobierno de derecha”;
9.- “El Gore ha prescindido de los partidos de la Nueva Mayoría, tanto en la constitución del mismo como en el ejercicio de gobernar”, se cuestiona, al igual que el nombramiento desde Santiago y el centralismo que es antidemocrático;
10.- Falta de política gubernamental para trabajar con las comunas que están en manos de ediles de derecha y de trabajo con miras a las elecciones municipales. Se pide censurar y denunciar el acarreo en las comunas rurales;
11.- Se insta a las autoridades a respetar y favorecer la libertad sindical y gremial. “Las autoridades de la Nueva Mayoría no están siendo solidarias con el movimiento social y sindical”;
12.- Pasar de ser una sociedad política a una comunidad política para proyectarse más allá de 2018;
13.- Institucionalizar a la Nueva Mayoría en Magallanes, proyectando su accionar en las comunas y provincias y en los movimientos sociales y ciudadanos; y
14.- Desplegarse para defender y difundir los cambios estructurales planteados en el programa de gobierno.

III.- PLAN DE DESARROLLO DE ZONAS EXTREMAS:
1.- Se cuestiona el desconocimiento del proceso de gestación del plan y se plantea diseñar una estrategia para difundirlo;
2.- Desarrollar mecanismos de difusión y promoción del plan por cada provincia y comuna;
3.- Generar una entidad técnica que coordine, controle y dialogue con el entorno social y político regional;
4.- Pedir a las autoridades que expliquen con claridad qué otras necesidades regionales serán cubiertas a través de diversas fuentes de financiamiento;
5.- Se requiere fortalecer la institucionalidad del gobierno regional y de los gobiernos comunales para que puedan ejecutar adecuadamente las actividades propuestas en el programa de gobierno de Bachelet; y
6.- Evaluar el actual “estado de salud” de la región para determinar si la institucionalidad actual está preparada para asumir ese gran desafío.