Necrológicas
  • Marcelo Silva Toledo
  • María Luisa Aguilar Gutiérrez
  • Tránsito Barría Barría
  • Ruth Casanova Villegas
  • Zoila Levien Manquemilla
  • Sergio Saldivia López

Denuncian que empresa pone en grave riesgo salud de la población

El presidente de la comisión Salud del Concejo Municipal, Mario Pascual, se encuentra analizando una grave denuncia en contra de una empresa de control de plagas, la que –de acuerdo a los antecedentes- incurre en graves faltas que ponen en riesgo la salud de la población y de las empresas regionales.
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 4 de Diciembre del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
89
Visitas


El presidente de la comisión Salud del Concejo Municipal, Mario Pascual, se encuentra analizando una grave denuncia en contra de una empresa de control de plagas, la que –de acuerdo a los antecedentes- incurre en graves faltas que ponen en riesgo la salud de la población y de las empresas regionales.

El edil recepcionó una carpeta por parte de un ex trabajador de Rupitet Ltda., la cual contiene una serie de antecedentes que dan cuenta de presuntas anomalías en la prestación de servicios. Se indica que la empresa mantiene como representante legal a Wanda Vidal, esposa del seremi de Bienes Nacionales, Alfonso Roux Pittet.

Las denuncias dan cuenta que “por ser una empresa conocida y de años de función, y últimamente por su puesto público, esta empresa pareciera estar ajena a cualquier fiscalización o control por parte de las autoridades competentes, permitiéndole funcionar abierta y libremente sin cumplir normas tan básicas como son la higiene y seguridad”.

En los antecedentes, se detallan servicios ofrecidos por la empresa y se incluyen fotografías de las presuntas irregularidades.

Se indica que la empresa se dedica al arriendo de baños químicos que “no se lavan ni se desinfectan” y que en esas mismas condiciones son alquilados nuevamente. Asimismo, se denuncia que Rupitet Ltda. “no cuenta con personal capacitado o autorizado para el control de plagas”.

Por otra parte, se menciona que la empresa “no cuenta con camiones adecuados para el vaciado de fosas de dimensiones, aún así se las ingenia para realizar esta labor. Lamentablemente, el transporte de líquidos de estas fosas las realiza incluso utilizando contenedores Bins o toritos, pero sin tapa y sin armazón, provocando escurrimientos que son esparcidos por toda la ciudad, con el riesgo de grandes derrames”.

Lo más grave

Las denuncias más graves incorporadas en los antecedentes guardan relación con el transporte de aguas servidas, extraídas de los baños químicos y limpieza de fosas.

Se señala que recientemente Rupitet Ltda. fue contratada por una importante empresa regional para la limpieza de un área ubicada a 190 kilómetros de Punta Arenas. Desde el lugar, un operario retiró 3 mil 500 litros de aguas servidas, “las cuales vertió descaradamente en terrenos de propiedad de su familia en la localidad de Villa Renoval”.

Se expone que las operaciones de la empresa se desarrollan de lunes a sábado, pero que Aguas Magallanes sólo trabaja hasta el viernes a las 17 horas. Ante ello, se agrega, los operarios de Rupitet arrojan los desechos en variados lugares: alcantarilla en casa del seremi Alfonso Roux, alcantarillado en patio de calle Jorge Montt 0690 y alcantarillado de la planta Enersur. “Finalmente, ante la imposibilidad de más, las almacenaba en contenedores y tambores en el patio de Jorge Montt, incluso sin tapas, poniendo en riesgo a los vecinos del sector, los cuales en más de una oportunidad presentaron quejas por el mal olor que emanaba del patio”.

Las fotografías incluidas en la denuncia dan cuenta de la contaminación y de la falta de seguridad con que desarrollan su labor los operarios.

Para el concejal Mario Pascual, esto es de suma gravedad.

“Estamos frente a un riesgo ambiental, que hoy hacemos público y que, luego, con los antecedentes que disponemos, dejaremos a disposición de las autoridades sanitarias”.

Agregó que la denuncia fue evaluada por un equipo de colaboradores, llegando a la conclusión de que se trata de un hecho serio. “Es algo que afecta directamente a la ciudad, porque vemos camiones que se pasean con baños químicos, vaciando su contenido en alcantarillado público. Entonces, evidentemente, estamos frente a un riesgo sanitario”, enfatizó.