Necrológicas
  • Odette Salles Naudin
  • Francisco Cárcamo Cárdenas
  • Luzmira Macías Silva
  • Alfredo Andrade Hrdalo

Denuncian que ex rector de la U. del Mar vendió la sede de Punta Arenas mientras cumplía prisión

El mobiliario, en tanto, habría sido vendido en un millón de pesos.

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Enero del 2013

Compartir esta noticia
74
Visitas


Una serie de movimientos financieros sospechosos, realizados por el ex rector de la Universidad del Mar Héctor Zúñiga, cuando éste se encontraba en prisión preventiva, detectó el fiscal Carlos Gajardo de la zona oriente de Santiago. El más llamativo es la venta del edificio que albergaba la sede universitaria en Punta Arenas: se pagaron $900 millones al contado y que hasta hoy se ignora dónde se encuentra el dinero, dio cuenta el diario La Segunda.

Los antecedentes fueron revelados este viernes en la Tercera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, donde Gajardo pidió que Zúñiga (indagado por el presunto pago de comisiones para obtener la acreditación) volviera a la prisión, pues el ex rector está con arresto domiciliario desde el 9 de enero.

Durante la audiencia, Gajardo explicó que en la Universidad del Mar los operadores son los dueños de las sedes. De esta forma, Zúñiga es el dueño de los edificios en Iquique, La Serena, Reñaca y Punta Arenas.

El movimiento sospechoso clave ocurrió el pasado 10 de diciembre, cuando la empresa Valparenas (donde Zúñiga junto a su sobrino Pablo Zúñiga controlan el 50%), dueña la sede de Punta Arenas, fue transferida a otra sociedad por $900 millones al contado. El fiscal Gajardo dijo que aunque trataron de congelar los bienes del ex rector, estos dineros no estaban en sus cuentas bancarias.

Pero eso no fue todo: Ese mismo día Valparenas también vendió todo el mobiliario del edificio por un millón de pesos, incluyendo computadores, sillas y escritorios. Ante esto, el fiscal se preguntó “¿qué será ahora de los jóvenes que siguen en la universidad?, porque el proceso de cierre no es inmediato”.

También compró el derecho a futuros litigios

Gajardo también aseguró que “es un descaro cómo se está desguazando lo poco que queda de la Universidad del Mar”. El tercer contrato de la empresa ese 10 de diciembre fue para comprar los derechos litigiosos, pues la universidad le debía muchos meses de arriendo a la inmobiliaria. Se trata de pagos de $20 millones mensuales, por lo que estos derechos, según Gajardo, podrían traducirse a unos $200 millones.

Sin embargo, estas transacciones no fueron los únicos movimientos sospechosos que detectó la Fiscalía Oriente. El 10 de enero, un día después de que Zúñiga saliera en libertad, el ex rector envió un correo electrónico a un abogado indicándole que había ingresado a una cuenta bancaria de la Universidad del Mar y que había encontrado ahí poco más de $11 millones. Zúñiga pidió que se hicieran las gestiones para que se embargaran estos dineros, pues mantiene un litigio legal con la casa de estudios, donde pide que se le pague $140 millones por el finiquito.

Gajardo indicó que con estas acciones “se ve que él está haciendo todas las gestiones para sacar dinero de la Universidad del Mar. Es una actividad carroñera con el esqueleto en que está convertida la universidad”.

Mientras, el abogado de Zúñiga, Juan Carlos Manríquez, indicó que “el rector Zúñiga no ha recibido un peso por esa operación de venta del edificio, que se hizo entre un banco, la sociedad Valparenas y un usuario de la zona franca”.

Aseguró que sólo fue una operación para levantar una hipoteca.

Héctor Zúñiga se presentó voluntariamente ayer tarde en el Centro de Justicia de Santiago, para ponerse a disposición del juez a cargo, quien decretó su ingreso a la cárcel.