Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Denuncias por cobros de La Polar se reproducen en Punta Arenas

Una vez que se declare admisible demanda colectiva interpuesta en Santiago, se incorporaría a todos
los afectados para perseguir una indemnización aplicable por este concepto.

Por La Prensa Austral Martes 14 de Junio del 2011

Compartir esta noticia
21
Visitas


Al igual que en el resto del país, un grupo de consumidores magallánicos también ha venido reclamando por las renegociaciones de sus deudas hechas por multitienda La Polar, sin autorización de los afectados.

A cuatro días desde que la cadena sincerara irregularidades en su negocio crediticio, y ante el anuncio de una demanda colectiva presentada por el Sernac el jueves pasado, aquel organismo ha recibido más de mil nuevos reclamos por el mismo motivo en todo el país.

En Punta Arenas también se reproduce esta inquietud de quienes han visto su deuda aumentada hasta cuatro veces, con el agravante de ser muchos de ellos personas de bajos ingresos, a quienes se les repactó en forma automática, sin firmar nada. Ello los sumergió en un espiral sin una posibilidad cierta de salir, ni opción distinta que la de pagar.

Aun cuando la directora regional del Sernac, Pamela Ramírez, se excusó de informar acerca de la cantidad de denuncias en contra de la mencionada cadena de “retail”, se confirmó la presentación de una demanda colectiva contra La Polar ante el Primer Juzgado Civil de Santiago por la realización de repactaciones de deudas sin el consentimiento de los consumidores, y el establecer unilateralmente las nuevas condiciones de pago.

El año pasado la institución comenzó a recibir reclamos masivos contra esta empresa de parte de afectados que veían encarecer su deuda excesivamente, o bien se enteraban de ello tras recibir cartas de cobranza o aparecer en Dicom. Incluso, hay quienes acusan haber recibido más de 10 repactaciones por una misma deuda.

Tras detectar esta situación, el Sernac realizó una mediación colectiva exigiendo a la empresa una solución a todos los afectados junto con eliminar definitivamente esta mala práctica. Pese a que La Polar ofreciera una propuesta, ésta no fue cumplida de manera satisfactoria ni en los plazos correspondientes, según el análisis de una auditoría externa exigida por el Sernac.

La acción judicial busca que se condene a la empresa a las máximas multas establecidas en la ley por cada infracción, que se le ordene revertir todas las repactaciones unilaterales hasta antes del momento de la obligación incumplida por cada cliente y que se ponga fin a los cobros indebidos en relación a las renegociaciones, junto al pago de las indemnizaciones correspondientes.

Las sentencias que deriven de una acción colectiva tienen efecto para todos los consumidores afectados, hayan o no reclamado al Sernac.