Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Desde el 2 de septiembre familia le había perdido el rastro a pescador que murió en copa de un árbol

– Las causas precisas de su fallecimiento se conocerán el lunes una vez que el Servicio Médico Legal extienda el certificado de defunción.

Por La Prensa Austral Domingo 25 de Septiembre del 2011

Compartir esta noticia
72
Visitas


Consternación es la palabra que descifra mejor lo que están sintiendo las familias de Jorge Colivoro Larenas, Sergio Vargas Messier y Elías Quiroz Fernández, todos fallecidos el viernes último en Punta Arenas.
Colivoro dejó de existir mientras dormía en la copa de un árbol en el bandejón central de Avenida Independencia esquina Armando Sanhueza, mientras Vargas y Quiroz fallecieron a causa de graves quemaduras por fuego.
El pescador artesanal Jorge Colivoro tenía 38 años y era soltero. Sus funerales se realizarán este lunes, desarrollándose desde ayer el velatorio en el que fuera su domicilio, en calle 18 de Septiembre Nº2111, de la población Patricio Lynch. El lunes, a partir de las 14 horas, se celebrará un responso en la Iglesia del Señor Apostólica, en la población El Pingüino, para posteriormente trasladar sus restos al Cementerio Municipal.
Como dijo su primo hermano, Carlos Colivoro, la víctima había retornado de la faena de extracción de centolla el 2 de septiembre con cerca de medio millón de pesos que había obtenido tras dos meses de faenas en los canales australes, retirándose ese mismo día de su domicilio, para “disfrutar” del dinero, como solía hacerlo, según nos comentó, no regresando desde ese momento a su vivienda. “Se bañó, se cambió de ropa y salió”, evocó.
Agrega el familiar que la causa de muerte aún no está confirmada, señalándosele desde el Servicio Médico Legal, que la información les será entregada el lunes, aunque destacó que hasta este momento se barajan tres hipótesis sobre su deceso; que falleció por asfixia, por hipotermia y producto del golpe que habría recibido tras la caída del árbol donde pasaba la noche.
Asimismo, niega que haya vivido en la indigencia, aunque solía juntarse a beber con gente en situación de calle. “Murió en su ley”, lamenta, añadiendo que “pese a todo como familia estamos tranquilos porque fácilmente pudo haber optado por el suicidio, pero no lo hizo”.
Joven discapacitado
En tanto, pasadas las 14 horas de ayer fueron retirados del Servicio Médico Legal los restos de Elías Quiroz Fernández, de 24 años, cuyo cuerpo apareció calcinado bajo el puente de Avenida Eduardo Frei luego que sus ropas se inflamaran con el fuego de una fogata.
Los restos del joven, quien padecía de discapacidad mental, comenzaron a ser velados en calle José Donoso Hueicha Nº3169, de la población Loteo El Morro, al cual podrán asistir familiares y amigos hasta el próximo lunes, día en el que se realizarán sus funerales. A las 15 horas serán trasladados sus restos a la iglesia Fátima, para la realización de un responso, y más tarde, a las 17,30, será sepultado en el Cementerio Municipal.
Hay que consignar que ese mismo día, en horas de la madrugada, arriba a la ciudad el padre del joven fallecido, quien se encuentra en Haití desarrollando una misión en representación de la Armada de Chile, institución a la cual agradeció profundamente la madre del occiso, Elizabeth Fernández, por la preocupación que ha mantenido en estas últimas horas con ella y sus familiares.
Finalmente, los restos de Segundo Vargas Messier, 59 años, quien pereció al incendiarse su precario refugio al sur del barrio Chilote, comenzaron a ser velados en la casa de una prima, en calle Julio Montt Nº90, población La Concepción. Sus exequias se realizarán este lunes, previo a una misa en la iglesia Cristo Obrero.