Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

Desencuentros, burocracia y tecnicismos demoran solución urgente a caso de indigencia

Carlos García Cheuques (64) sigue sin la mediagua comprometida por organismos municipales, gubernamentales y de beneficencia.

Por La Prensa Austral Martes 26 de Agosto del 2014

Compartir esta noticia
22
Visitas


A veces, la solidaridad y las buenas intenciones no bastan. Ellas chocan, más allá de lo tolerable, con la burocracia y tecnicismos.

Por lo menos, eso es lo que experimenta Carlos García Cheuques (64), a quien distintas organizaciones dedicadas a la asistencia social se comprometieron en conjunto a ayudarlo a salir de su situación de indigencia. Entre éstas figuran Magallanes Fraterno, Agrupación Luchando por una Casa y Puro Corazón, además de la Dirección de Desarrollo Comunitario perteneciente a la municipalidad y entidades de gobierno.

El acuerdo había sido ayudarlo a construir una mediagua, ya que -tal como salió publicado en el artículo de nuestro diario el 23 de junio- García Cheuques pernocta desde hace dos años en la carcaza de un vehículo ubicado en una propiedad privada en la prolongación de la Avenida Enrique Abello. No cuenta con luz eléctrica, ni agua potable, mucho menos con gas. Se baña con agua fría y, para llegar al centro de la ciudad, tiene una caminata de 45 minutos hasta la parada más cercana del minibús que cumple recorrido por el sector.

Hace 15 días, compañeros de la agrupación a la cual pertenece Magallanes Luchando por una Casa lo ayudaron a levantar una estructura de madera, pero la obra se detuvo por falta de materiales.

Según el acta que tiene en su poder Claudia Hernández, asistente social de la Dirección de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Punta Arenas, el 29 de julio pasado le entregaron 13 planchas de zinc para cubrir la estructura.
“Ese es el tope de materiales que puede entregar la municipalidad por el momento. Para nosotros, el caso está cerrado”, comentó Claudia Hernández.

Por otra parte, Ana Isabel Iturra, de Magallanes Fraterno, en una entrevista telefónica contó a La Prensa Austral que desde hace más de dos meses se reunieron con las distintas entidades solicitando ayuda, pero la excesiva burocracia y la falta de acuerdos entre entidades municipales y gubernamentales hacen que aún Carlos García Cheuques siga viviendo en condiciones de indigencia extrema.

“Estamos entrampados en tecnicismos por parte de las autoridades. Nosotros nos ocupamos de cientos de familias en situaciones similares que también tienen necesidades urgentes, pero sin dudas este caso es el más extremo”, hizo ver.
Estos días de lluvia, la zona en donde está viviendo Carlos García se torna pantanosa, el barro llega hasta las rodillas. Mientras tanto, él, con una sonrisa que cura el alma acompañado por ocho perros y dos gatos, no pierde las esperanzas de que puede haber un futuro mejor.