Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Diferencias en estructuras de costo imposibilitan reducir tarifas a transportistas de carga

Debido a estructuras de costo muy distintas, hoy no sería posible concretar una rebaja de las tarifas de Navimag a los transportistas de carga, en el trayecto Puerto Natales-Puerto Montt y viceversa. Así se desprende de las palabras del jefe zonal de Navimag Ferries, Ramón Ampuero Asencio.
[…]

Por La Prensa Austral Sábado 19 de Noviembre del 2011

Compartir esta noticia
143
Visitas


Debido a estructuras de costo muy distintas, hoy no sería posible concretar una rebaja de las tarifas de Navimag a los transportistas de carga, en el trayecto Puerto Natales-Puerto Montt y viceversa. Así se desprende de las palabras del jefe zonal de Navimag Ferries, Ramón Ampuero Asencio.

El ejecutivo indicó que realizar el transporte por carretera, considerando los valores fijos y variables, cuya suma es de $353 por kilómetro, se hace “muy difícil el servicio de transporte de carga a Magallanes por los bajos valores de los fletes que están cobrando”.
“Sin embargo, nuestros servicios de ferries invitan a los transportistas a no utilizar los equipos de tracción terrestre (tracto camiones) y reemplazarlos por el embarque de sólo sus semirremolques de carga, a través de nuestros servicios. Esa es la ventaja del servicio de naves del tipo roll-on roll-off que utilizamos para cubrir las rutas entre Puerto Montt y Puerto Chacabuco, con dos frecuencias semanales, y la ruta entre Puerto Montt y Puerto Natales, con una frecuencia semanal”, explicó por escrito.

“Los ropax, barcos que transportan rodados y pasajeros en el mundo, radican su éxito y competitividad cuando se embarca exclusivamente la unidad de carga, mientras la unidad de tracción permanece en los terminales para traccionar el equipo de carga a los diversos destinos post puerto. En este escenario, con la política tarifaria de conocimiento público que tenemos, donde existen un conjunto de tarifas que benefician al usuario, no tan sólo al que tiene volumen, sino al que es habitual y ha tenido un comportamiento de pago adecuado, se logran precios que van desde un 10 a un 34 por ciento menos que los precios normales”, agregó.

“(…) Si hay alguien que se enfrenta a una competencia desigual, es precisamente nuestro sistema de transporte marítimo. Aparte de ser una actividad muy regulada, la estructura de costos es implacable. A los costos de la nave (dotación, combustible, lubricantes, seguros, repuestos, mantenciones, etc.) hay que sumarle otros costos, como gastos de puerto a la nave, gastos de puerto a la carga, personal de estiba, otros gastos de transferencia y habilitación portuarios, remolcadores, lanchas, faro y baliza, practicaje, etc. En cambio, la opción terrestre vía Argentina no tiene costo por uso de infraestructura (no hay peaje en los 2.200 kilómetros) y, muchas veces, un precio de combustible bastante inferior al que tenemos en Chile. Aún así creemos ser competitivos cuando se trabaja el sistema del modo más conveniente: sólo equipo de carga a bordo”, prosiguió.

Necesidad de contar con más barcos

Asimismo, el jefe zonal de Navimag señaló que más de una oportunidad han buscado aumentar sus servicios en esta ruta a dos frecuencias semanales, primero en el año 2000, posteriormente el año 2009. “Llegamos, incluso, con el Ferry Amadeo a la ciudad de Punta Arenas, buscando otorgar al transportista mayor competitividad. Tuvimos servicios cada tres días y medio desde Puerto Montt, una nave recalaba en Puerto Natales y la segunda recalaba en Punta Arenas”.

Sin embargo, según sostuvo, no hubo la respuesta esperada por parte de los transportistas de carga magallánicos.
“Siguieron viajando por Argentina, por lo ya dicho, porque es una ruta en la que no se les cobra nada por su uso, ya que no existe peajes en los 2.200 km, además realizan su costo con un valor de petróleo subsidiado para las provincias del sur argentino y por último, les favoreció el tipo de cambio”, afirmó.

Respecto al subsidio de transportes a Navimag, Ampuero explicó que a partir de diciembre pasado éste ascendió a $20 millones 168 mil + Iva mensual y que su objetivo es atender la conectividad entre Puerto Natales y la localidad de Puerto Edén. “Para contextualizar lo que significa este subsidio en nuestra estructura de costos, lo que percibimos por este concepto en un año, nos permite apenas pagar el combustible que utilizamos en sólo 45 días de servicios”, aseguró.

“Por último quiero invitar a Miguel a que vea que el verdadero enemigo de los transportistas son las naves porta contenedores. Actualmente utilizan sólo una nave con bandera nacional en la ruta entre San Antonio y Punta Arenas, la MN “Cóndor”. Este año incorporaron una segunda nave MN Colca que tiene bandera liberiana. Eso hace que se rijan bajo las normas de esa bandera -lo que implica menores costos de operación, por no ser de bandera nacional-, realizando un requerimiento de reputación de bandera por 90 días e incorporando esta nave extranjera a realizar servicios de cabotaje, sin ninguna consulta a los actuales transportistas que realizan el cabotaje en Chile”, manifestó.

“Esta mayor capacidad de oferta, les permite otorgar tarifas más bajas por sus servicios sin ninguna regulación, ni siquiera un control de pesos en el terminal del muelle Mardones, ya que no existe una balanza que realice este control como sí se realiza en el sector de Kon-Aiken a todos nuestros clientes de carga y quienes viajan vía terrestre por Argentina”, concluyó Ampuero. “Eso, más la sobreoferta de camiones que han entrado por Zona Franca, es la razón de que las tarifas del transporte en Magallanes sean las actuales; ahí está el verdadero problema, que es urgente revisar”, dijo, finalmente.