Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Director del IND califica de malintencionada actitud de Miguel Sánchez por platas de la piscina

Iván Herrera planteó que el ex presidente de la Confederación tenía conocimiento de irregularidades financieras
al interior del organismo y que no las comunicó a tiempo.

Por La Prensa Austral Miércoles 19 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
17
Visitas


El lunes 10 de diciembre, en una entrevista concedida a La Prensa Austral, el abogado Dagoberto Arias Díaz, querellante en la causa por el cuantioso fraude que sacude a la Confederación Deportiva y que tiene al principal imputado, el ex tesorero Rubén Vargas, sometido a prisión preventiva, reveló que el ex encargado de las finanzas sería el responsable además de la malversación de fondos por más de 10 millones de pesos respecto de la administración de la piscina del estadio Fiscal.

El Instituto Nacional de Deportes ha permitido establecer que la rendición de cuenta realizada tras el manejo de la piscina el año 2010 por la Confederación Deportiva, arrojó un faltante de 17 millones de pesos.

Al respecto el director regional del Instituto Nacional de Deportes, Iván Herrera, visitó ayer La Prensa Austral para dar a conocer su posición sobre este asunto.

Para Herrera, los hechos se remontan al tiempo en que la Confederación Deportiva administraba la piscina del gimnasio Fiscal. “En una auditoría que efectuamos a fines de 2010 detectamos una diferencia no menor, que generaba un superávit, de 17 millones y fracción. Pedimos aclarar ese tema y desde el punto de vista de la Confederación, ya estaban enfrentando una situación de déficit operacional, por lo tanto no cuadraba las diferencias que daba la auditoría respecto de la operación que ellos tenían. Nos dijeron que podía ser un error de la auditoría, que había documentos no considerados y siempre hablaron de otros papeles que no teníamos a la vista”, explicó el director.

A pesar de que después el convenio concluyó y la piscina pasó a ser administrada por el municipio, a través de la Corporación Municipal, el IND siguió esperando que la Confederación Deportiva aclarara estas sumas que no cuadraban, según ellos, pero que “fue sistemáticamente, dilatándose la entrega de estas respuestas”. Hasta que en noviembre pasado, el IND recibió un correo electrónico, en el que “se nos señala que ha encontrado algunos documentos que podrían rebajar la suma faltante, pero sin entregar mayor sustento material y que con eso ya quedaría muy poco por rendir. Pero en el mismo correo señala a otros personeros que estaban trabajando junto a él y que todos son honestos, transparentes y dan confianza. Afirman que los recursos fueron bien utilizados, que no hay ninguna situación irregular de por medio”, detalló Herrera.

Según propia confesión, el director regional del IND se cansó de estos “calmantes” y determinó “una notificación perentoria. Un plazo fatal de quince días para que aclaren el 100 por ciento de los recursos. Aclararlos, reintegrar al IND aquellas sumas que sobraron o nosotros íbamos a recurrir al Consejo de Defensa del Estado”. Por eso, Herrera se sorprendió cuando en La Prensa Austral del 10 de diciembre, el abogado Dagoberto Arias, representante del ex presidente Miguel Sánchez, declaró que habían descubierto que el tesorero Rubén Vargas había tenido alguna intervención respecto de los fondos de la administración de la piscina. Esto, según Herrera, “es una actitud que uno valora de malintencionada, porque si él (Miguel Sánchez) hubiese tenido la deferencia de acercarse a nosotros, que veníamos confiando todo este tiempo y nos aclara esa situación y no la hace pública y sí uno se entera por los medios, uno se da cuenta que a lo largo del tiempo lo único que han hecho es falsear, porque nunca revisaron ningún antecedente”, concluyó Iván Herrera, negando que exista de su parte, una persecución hacia Miguel Sánchez.