Necrológicas
  • Hugo Hernán Maureira Menghini
  • María Victoria Zúñiga Cid

Dirigentes vecinales coinciden en falta de paraderos protegidos

No obstante ello, el municipio afina proyecto para dotar a la ciudad de este tipo de estructuras.

Por La Prensa Austral Jueves 4 de Agosto del 2011

Compartir esta noticia
66
Visitas


No sólo la empresa Movigas ve necesaria la mejora de los paraderos de locomoción colectiva frente al crudo invierno que azota a la región. A este clamor se han unido en estos días los líderes de las organizaciones comunitarias, quienes ven con preocupación que los usuarios del transporte no cuentan con espacios apropiados para capear el frío, la lluvia y la nieve.

Rosa Zúñiga, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Punta Arenas, recordó que se ha hecho varias gestiones a nivel de dirigentes, como en el caso de población Fitz Roy, cuyo presidente ha enviado diversas cartas al alcalde. En ellas, le ha hecho ver que los vehículos de locomoción en dicho sector suelen pasar repletos, por lo que los vecinos deben esperar mucho y requieren de un resguardo para esperar de manera prolongada.

Mencionó también el populoso sector del barrio 18 de Septiembre, que amerita un resguardo adecuado para estudiantes y la tercera edad, que requieren paraderos abrigados por su salud y seguridad. En el caso de los escolares, señaló que éstos “sobre todo en esta época llegan muchas veces mojados a sus aulas y deben estar toda la mañana con su ropa húmeda”.

La dirigenta recordó que en una oportunidad, hace años, se confeccionaron paraderos de madera acordes para esperar adecuadamente la locomoción, pero con el tiempo se fueron mal utilizando e incluso fueron usados como baños. Pese a ello, remarcó que la ciudad necesita estar acorde a los tiempos y tener todas sus necesidades básicas resueltas.
Por su parte, Adela Cárcamo, presidenta de la Unión Comunal de Juntas de Vecinos Hernando de Magallanes, indicó que por su cuenta también han solicitado los paraderos protegidos, aun cuando le consta en lo personal que el municipio ha implementado este tipo de estructuras en innumerables oportunidades.

Mencionó que donde más se necesita este tipo de paraderos es en el Hospital Clínico, donde no existe nada que proteja a los usuarios del viento y de la lluvia.

Adelanto

Esta sentida necesidad podría dentro de poco ser una realidad, a raíz de un proyecto municipal que considera una inversión cercana a los 400 millones de pesos, y que se traduciría en la instalación de 22 paraderos de alta tecnología. La idea sería contar con paraderos protegidos cuyo diseño (cómodos asientos) y material (vidrio irrompible) los hiciera amigables y, al mismo tiempo, más inmunes a la acción vandálica de algunos elementos.

Esta iniciativa, elaborada por profesionales del municipio, podría materializarse mediante el “chorreo” de recursos disponibles de los fondos de compensación del Transantiago, y estaría próxima a su adjudicación presupuestaria.