Necrológicas
  • Susana Barría Vigna

Disciplina y compromiso son las claves de los colegios con mayor superación en el Simce

Luego de históricos malos puntajes, la Escuela 18 de Septiembre superó en 35 puntos su promedio anterior.

Por La Prensa Austral Viernes 8 de Abril del 2011

Compartir esta noticia
36
Visitas


Una de las grandes sorpresas que dejó la revelación de los resultados del Simce fue el significativo aumento de los puntajes anteriores, especialmente, en los establecimientos municipales. Este avance no es fortuito y se basa en el esfuerzo, disciplina y compromiso tanto de los alumnos como de los profesores, quienes trabajaron durante todo el año por alcanzar sus propias metas.

Según declaró el seremi de Educación, Raúl Muñoz Pérez, “se están viendo los frutos de la Ley Sep (Subvención Escolar Preferencial) y la correcta aplicación de los Planes de Mejoramiento”, idea que comparten los directores y docentes, quienes no sólo han podido invertir en implementación y tecnología gracias a estos recursos; si no que también, han orientado su trabajo al cumplimiento de los objetivos del programa.

“La vulnerabilidad no
es determinante”
En la Escuela 18 de Septiembre ayer todo era alegría. “Teníamos confianza, pero nunca imaginamos que nos iría tan bien”, declaró sorprendida la jefa de la Unidad Técnica Pedagógica, Hilda Villegas Núñez, tras conocer el notable progreso de los resultados. En Lenguaje aumentaron 34, en Comprensión del Medio, 26; y en Matemáticas, 44; logrando un promedio de 257 puntos. Los profesores a cargo fueron, Nelly Sánchez, Iris Cárcamo y Marco Barría.
Históricamente, este establecimiento no superaba los 220 puntos en ninguna de las pruebas, y acostumbraba a situarse en los últimos puestos del ranking. Sin ir más lejos, el año pasado figuró con semáforo rojo dentro de un mapa que creó el gobierno para mostrar los resultados.

Por otra parte, es una de las escuelas con mayor índice de vulnerabilidad en la comuna, con un 73,91% de alumnos en esa situación; treinta y cuatro con Beca Indígena; y 485 beneficiados con el Programa de Alimentación Escolar, de los cuales 293 están en el nivel “prioritario”. “Una de nuestras filosofías es que la vulnerabilidad no es un factor que determine los procesos educativos y, por lo tanto, no justificaba nuestros malos resultados”, afirmó el director, Marcelo Barría, señalando que con el compromiso de los profesores y la disciplina de los alumnos es posible alcanzar sus metas.

Esto se logró, además, con reflexión pedagógica, reforzamiento por niveles, constante monitoreo de los avances y el uso de tecnología y literatura. “Lo difícil ahora es mantenerse y superarse”, planteó Villegas, contando que ya comenzaron a trabajar con los cursos que rendirán la prueba Simce este año.

“Fue un trabajo duro”
La Escuela de Río Seco fue otra de las más destacadas. Con un aumento de 46 puntos en Lenguaje y 27 en Matemáticas, las profesoras a cargo manifestaron enorme satisfacción y sentir la recompensa de una ardua labor.
“Esto no se logra de otra manera que con pura disciplina, enseñando a los alumnos a respetar al profesor y la importancia de los estudios”, aseguró la profesora jefe de ese entonces, Inés Chávez.

“Fue un trabajo duro y en conjunto, los niños se esforzaron mucho y nosotras también; incluso hicimos reforzamiento en las vacaciones de invierno”, contó la docente encargada de reforzar las materias, Madany Muñoz, señalando que se efectuaban con asistencia completa.

El plus de este establecimiento es que al contar con menos estudiantes, la enseñanza es más personalizada y es posible trabajar al ritmo de cada uno si fuese necesario. No obstante, advierten que si los padres contribuyeran en sus casas con las tareas, los resultados serían aún mejores.