Necrológicas
  • Proselia Alvarez Marín
  • René Armando Silva Miranda
  • Susana Barría Vigna
  • Humberto Barrientos Barrientos

Dominicanas debieron romper ventana para escapar del fuego

Alrededor de las 8,30 horas de ayer la alarma bomberil se activó ante el aviso de un incendio declarado que afectó a una vivienda de un piso ubicada en Avenida Jorge Alessandri, a la altura del Nº0315, en la población Pedro Aguirre Cerda.
[…]

Por La Prensa Austral Miércoles 6 de Julio del 2011

Compartir esta noticia
9
Visitas


Alrededor de las 8,30 horas de ayer la alarma bomberil se activó ante el aviso de un incendio declarado que afectó a una vivienda de un piso ubicada en Avenida Jorge Alessandri, a la altura del Nº0315, en la población Pedro Aguirre Cerda.

Al lugar del siniestro concurrieron medios y voluntarios de tres compañías del Cuerpo de Bomberos, los cuales poco o nada pudieron hacer ante la magnitud de las llamas que incluso se divisaban a lo lejos, desde calle Manuel Rodríguez, aportando una impaciente visión.

Pese a la intensidad del incendio, que arrojó pérdidas totales, no hubo peligro de propagación del fuego, al ubicarse la casa en una parte apartada en lo alto.
Al momento del siniestro, dos moradoras de nacionalidad dominicana permanecían al interior del inmueble, las cuales lograron salir por una ventana trasera de uno de los dormitorios.

Ambas salvaron con lo puesto, sin alcanzar a salvar ninguno de sus enseres.

Las dos resultaron con algunos cortes, siendo la más afectada Edalia Santamaría Reyes, 44 años. Fue ella quien se percató de la presencia de abundante humo, lo cual la llevó a alertar a su compañera y quebrar el vidrio de una ventana para salir, seguida de la otra persona. A raíz de esta acción, la primera resultó con heridas cortantes en sus brazos, piernas, abdomen y espaldas, lo cual obligó a mantenerla al interior de un carrobomba hasta la llegada de la ambulancia del Samu, siendo de ahí derivada al Hospital Clínico Magallanes.

En tanto la segunda ocupante registró heridas menores, siendo atendida en el lugar.

Aunque el comandante del Cuerpo de Bomberos, Pedro Alvarado, rehuyó aportar algún detalle de la emergencia al ser abordado por este medio (ver nota secundaria), la probable causa del siniestro la habría dado un termo, cerca del cual a esa hora eran secadas algunas prendas de vestir.

La vivienda hacía apenas un año había sido adquirida por Pablo Díaz Cerna, el cual se hizo presente en el lugar para imponerse del percance sufrido por sus arrendatarias. El la había refaccionado hace poco tiempo y no contaba con seguros comprometidos, por lo cual lamentó perder el fruto de una vida de trabajo, en especial cuando pensaba a futuro irse a vivir allá.