Necrológicas
  • Víctor René Fauré Uribe
  • Abigail Oyarzo Osses
  • Juan Luis Millapani Muñoz
  • Susana Levinieri vda. de Gallardo
  • Sergio Hernán Rodríguez Sandoval

Dos encapuchados maniataron a mujer y huyeron con más de $1 millón desde Casino de Natales

Menos de 15 minutos habrían ocupado los delincuentes para consumar el robo con violencia.

Por La Prensa Austral Martes 2 de Agosto del 2011
Noticias relacionadas

Compartir esta noticia
68
Visitas


Un inusual robo sacudió ayer al Casino de Juegos de Puerto Natales, donde dos desconocidos, encapuchados, procedieron a maniatar a la única guardia mujer que se encontraba en el recinto, tras lo cual escaparon con un botín cercano al millón de pesos.

Eran pasadas las 5,30 de la madrugada de ayer. Ya se había retirado todo el personal del casino y en su interior se encontraba sola la guardia Lorena Cárdenas Muñoz, de 38 años, quien lleva menos de dos meses trabajando en el establecimiento.

Mientras vigilaba la puerta principal de acceso por calle Bories, en Puerto Natales, se percató que se habían apagado las luces de un pasillo posterior, que tiene una salida por calle Magallanes.

Al proceder a constatar lo ocurrido, imprevistamente dos desconocidos que se encontraban encapuchados con sus caras cubiertas presumiblemente con medias de nylon, se abalanzaron sobre ella.

Uno de los sujetos medía aproximadamente 1,80 metros y el segundo 1,65 metros. Utilizando la fuerza, y atendida su mayor envergadura redujeron a la mujer, sin golpearla. Esta no pudo percatarse si es que los autores portaban armas.
Posteriormente, los delincuentes amarraron sus manos a la espalda con una mordaza plástica utilizada por electricistas y sus piernas y brazos con una gruesa cinta para embalaje.

Le pidieron
que no gritara

A continuación la trasladaron hasta el baño del personal y le indicaron que se quedara tranquila y sin gritar.
Rápidamente los malhechores se dirigieron hacia una oficina donde forzaron una puerta para retirar el dinero que se encontraba fuera de la caja fuerte. De inmediato encaminaron sus pasos hacia la bóveda que existe en la sala de juegos donde se recauda el dinero de las máquinas tragamonedas, desde donde procedieron a robar una suma indeterminada de dinero.

En el primer arqueo realizado por el personal del Casino, habrían sustraído 950 mil pesos. Sin embargo, dicho monto sería muy superior de acuerdo a contabilizaciones posteriores.

En el lugar sólo había dinero destinado al pago de algunos sueldos del personal y parte de lo recaudado durante el día.
Menos de 15 minutos habrían ocupado los desconocidos para consumar el robo, retirándose por la puerta que da acceso a calle Magallanes, lugar por donde habrían ingresado.

La mujer una vez que logró zafarse de sus amarras, llamó a su jefatura y a Carabineros.

La actuación de Carabineros

El comisario de Carabineros de Puerto Natales, mayor Jorge Muñoz, informó que a las 6,10 horas se recibió un llamado telefónico de parte de la mujer.

De inmediato personal policial llegó al lugar, donde entrevistaron a Lorena Cárdenas, quien narró que habían ingresado dos sujetos con sus rostros cubiertos, quienes la redujeron a viva fuerza, la maniataron y la dejaron en un baño del establecimiento.

“En el recuento que hace el personal del Casino de Juegos se pudo determinar que los autores habrían sustraído dinero en efectivo, en una suma que asciende a los 950 mil pesos. Ese es el primer reporte que hace el Casino de Juegos”, indicó el oficial de Carabineros.

En el esclarecimiento de los hechos está trabajando la Fiscalía de Natales, quien ordenó las primeras indagaciones al personal de la Sip de Carabineros.

Ayer se trabajaba en el sitio del suceso para determinar la forma en que ingresaron los desconocidos, lo que también incluye la revisión de las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Los primeros antecedentes que maneja la policía indican que no se utilizó la fuerza para ingresar al recinto.
El mayor Muñoz explicó que “son distintas hipótesis que se están trabajado a objeto de establecer la identificación de las personas involucradas en el hecho delictual como el modus operandi que utilizaron para ingresar al interior”.