Necrológicas
  • Ruth Oladia Casanova Villegas
  • Inés Carreño Carreño

Dos gendarmes quedan heridos tras disturbios en Tribunales

Joven de 17 años, condenado por un asalto callejero, intentó ser
rescatado por familiares desde el Centro de Justicia.

Por La Prensa Austral Miércoles 19 de Diciembre del 2012

Compartir esta noticia
53
Visitas


Un serio incidente que por poco se convierte en una batalla campal, se vivió ayer pasadas las 15 horas en el Centro de Justicia, cuando al término de una audiencia de lectura de sentencia por un asalto callejero, uno de los imputados, un menor de 17 años, trató de escapar hacia el exterior, siendo protegido por sus familiares, quienes se enfrentaron a los gendarmes e intentaron agredir a la fiscal a cargo..
Los disturbios dejaron a dos gendarmes heridos, quienes debieron constatar lesiones en el Hospital Clínico.

Cristián Alejandro Marín Bustamante, de 19 años, y M.E.P.H. de 17, fueron condenados como autores del robo con violencia que en la madrugada del pasado 21 de junio afectó al pescador de 43 años, iniciales J.L.R.R., a quien los sujetos, aprovechándose que transitaba en estado de ebriedad, redujeron a golpes en la vía pública, para luego el menor de edad agredirlo con un arma blanca provocándole heridas cortantes en sus piernas. Lo anterior fue íntegramente captado por una cámara de televigilancia de Carabineros en Avenida España con calle Errázuriz, lo que resultó ser una prueba determinante de la Fiscalía para que el Tribunal arribara a fallo condenatorio.

Ayer se conoció la sentencia pronunciada por los jueces José Octavio Flores, Gonzalo Rojas y Pablo Miño en contra de la pareja de los autores, siendo Marín Bustamante condenado a 10 años de presidio efectivo. Por su parte, el adolescente de 17 años, deberá enfrentar 5 años de internación en régimen cerrado en la cárcel juvenil con programa de reinserción social y quedó sujeto a la medida accesoria de someterse a un tratamiento de adicción a las drogas.

Fue en el instante en que el juez Pablo Miño, encargado de la lectura del fallo, dejó caer el “martillo” sobre el estrado, para que diera paso a los disturbios, luego que el adolescente intentara saltar la baranda que separa la zona de los intervinientes con el área de público. No obstante, los familiares del condenado, presentes en la sala, se abalanzaron contra los gendarmes, golpeándolos y forcejeando con ellos en un claro por rescatar al sentenciado.

El personal se desplegó en la segunda sala del Tribunal Oral en lo Penal para proteger al magistrado Miño, la fiscal Wendoline Acuña y la defensora Gustava Aguilar, debiendo resguardar la salida de los intervinientes del juicio, mientras se producía la trifulca al interior de la sala.

El episodio duró cerca de siete minutos en que los esfuerzos se abocaron a sacar del tribunal a los dos sentenciados y desalojar a los familiares del Centro de Justicia, lo que finalmente se consiguió sin detenidos, pero con dos funcionarios de la guardia carcelaria lesionados.

Constatación de lesiones
Los gendarmes fueron trasladados al Hospital Clínico, constatándose que el cabo Oscar Carrillo resultó policontuso, con lesiones dorsales, cuero cabelludo y brazos, mientras que el cabo primero Ricardo Jelvez sufrió una contusión en el hombro izquierdo, todas lesiones de carácter leve.

De igual manera, el adolescente protagonista de los hechos fue trasladado al centro hospitalario para constatar lesiones, y poder adjuntar al informe de Gendarmería el dato de atención de urgencia del involucrado. Posteriormente, el menor fue conducido al centro privativo de libertad juvenil en Río de los Ciervos, en donde ingresó a dar cumplimiento a la pena aflictiva impuesta, y esta mañana pasaría nuevamente al Juzgado de Garantía, donde sería formalizado por el delitos de lesiones causado a los funcionarios de Gendarmería.
El episodio puso a prueba las medidas de seguridad del flamante edificio del Centro de Justicia de calle José Miguel Carrera, aunque es menester reforzar algunos aspectos.