Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

Dos jóvenes mujeres se despistaron y cayeron a barranco de 15 metros

Una providencial salvada tuvieron dos mujeres jóvenes de 19 y 21 años que ayer protagonizaron un accidente automovilístico. El vehículo en que se movilizaban cayó a una quebrada desde una altura de 15 metros, al norponiente de Punta Arenas. Las ocupantes venían de compartir en una parcela de la prolongación de calle José de los Santos Mardones.
[…]

Por La Prensa Austral Lunes 27 de Octubre del 2014

Compartir esta noticia
251
Visitas


Una providencial salvada tuvieron dos mujeres jóvenes de 19 y 21 años que ayer protagonizaron un accidente automovilístico. El vehículo en que se movilizaban cayó a una quebrada desde una altura de 15 metros, al norponiente de Punta Arenas. Las ocupantes venían de compartir en una parcela de la prolongación de calle José de los Santos Mardones.
El hecho se produjo cerca de las 10,20 horas cuando Juana Vidal Hernández, conducía de cerro a playa un vehículo Nissan Pathfinder. Al momento de enfrentar una compleja curva ubicada frente a la parcela Nº33 del sector, perdió el control del móvil, impactando el enrejado perimetral del predio donde existe la quebrada, cayendo al vacío.
Pese a la altura desde la que el vehículo se precipitó a la quebrada, increíblemente las mujeres sólo resultaron con lesiones leves, saliendo por sus propios medios del rodado, pidiendo ayuda y solicitando una ambulancia.
La ingesta alcohólica en que se encontraban las ocupantes y de otros amigos que llegaron al lugar del accidente, tensionó el ambiente, sobre todo después de que un sujeto agrediera físicamente a la conductora y la amenazó de muerte, por lo que la policía lo redujo y lo detuvo. Este incidente obligó al desplazamiento de un fuerte contingente policial que se desplazó al sector.
Hasta la prolongación de calle José de los Santos Mardones concurrieron dos ambulancias del Sistema Atención Médico de Urgencia (Samu) para atender y trasladar a las lesionadas al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico.
Además, si bien se planteó por parte de la policía que todos los ocupantes del vehículo presentaban signos de encontrarse bajo los efectos del alcohol, será la alcoholemia la que establecerá si la conductora había o no bebido antes de conducir.
Asimismo se sostuvo que ambas lesionadas viajaban con su cinturón de seguridad, evitando que sufrieran graves lesiones.
Los vecinos del sector señalaron a La Prensa Austral que es común que durante los fines de semana los vehículos transiten durante la noche a alta velocidad, sin mediar el riesgo que reviste la peligrosa curva con pendiente donde ocurrió este accidente, la que está ubicada a unos 300 metros de donde termina el pavimento de prolongación José de los Santos Mardones.