Necrológicas
  • Benedicto del Carmen Alvarado Vidal
  • José Adán Bahamonde Bahamonde
  • María Vera Ojeda
  • Francisco Lorenzo Astorga Astorga
  • José Ortega Sepúlveda
  • Grismilda Gutiérrez Vera
  • Carmen Chuecas vda. de Pradenas
  • Luis Alberto Latorre Vera
  • Enrique Provoste Subiabre

Dos muertos cobra nueva tragedia en peligroso cruce a la salida de Avenida Frei

Un trágico desenlace tuvo un viaje de placer que el matrimonio conformado por Juan Alejandro Pérez Marió, de 63 años, y Marta González, de 55, realizaba a la zona. Ambos perecieron debido a las graves lesiones sufridas en una violenta colisión ocurrida en la intersección de las avenidas Eduardo Frei y Carlos Ibáñez del Campo. El matrimonio, no visitaba Magallanes hace 20 años, y el accidente lo sorprendió cuando emprendían viaje retorno a su hogar en la localidad chubutense de Trelew, en Argentina, distante 1.373 kilómetros al norte de Punta Arenas.
[…]

Por La Prensa Austral Viernes 19 de Octubre del 2012

Compartir esta noticia
18
Visitas


Un trágico desenlace tuvo un viaje de placer que el matrimonio conformado por Juan Alejandro Pérez Marió, de 63 años, y Marta González, de 55, realizaba a la zona. Ambos perecieron debido a las graves lesiones sufridas en una violenta colisión ocurrida en la intersección de las avenidas Eduardo Frei y Carlos Ibáñez del Campo. El matrimonio, no visitaba Magallanes hace 20 años, y el accidente lo sorprendió cuando emprendían viaje retorno a su hogar en la localidad chubutense de Trelew, en Argentina, distante 1.373 kilómetros al norte de Punta Arenas.

La dinámica del accidente, ocurrido instantes previos a las 8,30 horas de ayer, se dio en circunstancias que Pérez salía de la ciudad conduciendo su vehículo Volkswagen Polo por Avenida Frei. Al llegar al peligroso cruce donde nace la Ruta 9, no habría respetado la señal Pare existente en el lugar, siendo violentamente impactado por un automóvil Volkswagen Golf, conducido por Alejandro González Sepúlveda, de 22, el cual ingresaba a la ciudad, acompañado por su pareja Madeline Robinson, de 23 años y su hija, Antonella Zúñiga Robinson de tan sólo 3.

Heridos argentinos

Producto del impacto de alta energía, el cual recibió de lleno el costado izquierdo del automóvil argentino, la pareja de visitantes resultaron gravemente lesionados. Tal fue el daño del vehículo que bomberos de la Unidad de Rescate Vehicular debió utilizar herramientas hidráulicas para liberar a los heridos. La mujer, Marta González, fue la primera en ser atendida por los equipos de emergencia, siendo trasladada al Servicio de Urgencias del Hospital Clínico, donde ingresó en estado crítico a las 8,35 horas.
Su esposo en tanto, Juan Alejandro Pérez, entró en paro cardiorrespiratorio sobre la calzada a un costado del vehículo, por lo que tanto bomberos como personal del Samu lucharon por cerca de 20 minutos con técnicas de resucitación. Pese a ello, cerca de las 9 horas se certificó su fallecimiento.

Una vez en el interior del recinto hospitalario, la mujer batalló hasta cerca de las 10 horas, donde finalmente dejó de existir en la Unidad de Cuidados Intensivos producto de la gravedad de las lesiones recibidas.

Familia lesionada

Sólo instantes después del fatal accidente, un taxista que se percató de lo ocurrido, y al ver a la joven madre del otro vehículo -Madeline Robinson- pidiendo ayuda con su bebé en brazos, detuvo su marcha para luego trasladarla al Hospital Clínico. En tanto, en el lugar de la colisión, Alejandro González, también era inmovilizado por bomberos y el Samu. Conmovedor resultó conocer que mientras González era atendido al interior de la ambulancia, preguntaba insistentemente respecto del estado de salud del otro conductor, desconociendo que había dejado de existir.

Primeras conclusiones

Hasta el lugar de la emergencia llegaron numerosos familiares de los viajeros fallecidos, quienes no daban crédito a la triste imagen. “Pero ¿qué pasó aquí?” gritaba uno de los primos que la noche anterior había compartido mesa en una cena familiar con las víctimas.
Informado el fiscal de turno de las consecuencias del accidente, se dispuso que la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito de Carabineros (Siat), realizara los peritajes de rigor en el sitio del suceso.

Si bien era evidente que el conductor del auto argentino no había la señal Pare, de igual manera no dejaba de llamar la atención la huella de frenado del vehículo que ingresaba a la ciudad, la cual se extendía fácilmente por cerca de 20 metros, además de que los móviles quedaron a unos 10 metros del lugar de impacto, dejando en evidencia que la imprudencia y la velocidad cobraron protagonismo en el hecho.

El comisario (s) de Carabineros, capitán Rubén Rodríguez, reconoció la peligrosidad del cruce, indicando que aunque son necesarios estudios viales para pronunciarse apropiadamente al respecto, no es ajeno el reconocer que algún tipo de señalización estática anexa, como semáforo u otro mecanismo de alerta podrían disminuir los hechos como este.

Frustración familiar

Con impotencia y dolor, los familiares observaban conmovidos el trágico desenlace en el lugar del accidente, al comprobar que yacía sin vida el primo que desde hace 40 años había abandonado la región para iniciar una vida en Argentina. Más fuerte fueron las emociones cuando una hora después fueron informados que la mujer había perecido en el hospital.

A la tragedia vivida se sumó la desazón que la familia sintió al acudir en búsqueda de ayuda y orientación al Consulado de la República Argentina en Punta Arenas, en donde se les informó que cerca de 30 mil pesos argentinos cuesta trasladar al matrimonio fallecido a su ciudad, en donde tres hijos y sus respectivas familias le entregarán cristiana sepultura.

“No esperábamos que nos pagaran los servicios fúnebres ni nada de eso, pero sí que al menos nos dijeran qué hacer, y no nos echaran en la cara que el certificado para trasladar a nuestros familiares debe ser cancelado y cuesta 70 mil pesos chilenos, es lo último que queríamos saber”, comentó Manuel Pérez, primo del conductor acaecido.

En el Servicio Médico Legal serán entregados hoy los cuerpos a la familia, y se espera que el mayor de los hijos de la pareja llegue a Punta Arenas para iniciar el proceso de repatriación de sus padres.