Necrológicas
  • Manuel Aravena Domínguez
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Proselia Alvarez Marín

Dueño de aserradero sufrió graves heridas al ser alcanzado por una sierra eléctrica

Con riesgo de amputación, ingresó al Servicio de Urgencias Juan Bautista Coyopay Maldonado de 53 años, quien durante la tarde de ayer sufrió graves lesiones en sus piernas y en una de sus manos al ser alcanzado con una sierra circular en un aserradero de su propiedad en el sector de La Discordia.
[…]

Por La Prensa Austral Domingo 26 de Octubre del 2014

Compartir esta noticia
161
Visitas


Con riesgo de amputación, ingresó al Servicio de Urgencias Juan Bautista Coyopay Maldonado de 53 años, quien durante la tarde de ayer sufrió graves lesiones en sus piernas y en una de sus manos al ser alcanzado con una sierra circular en un aserradero de su propiedad en el sector de La Discordia.

A las 17 horas, se inició el operativo de emergencia. Una llamada telefónica ingresada al centro regulador del Sistema de Atención Médico de Urgencia (Samu) daba cuenta del grave accidente en el que una persona había sido atrapada por maquinaria mientras se procesaba madera.

La llamada detallaba que las dos piernas del herido habían sido prácticamente cortadas, al igual que los dedos de su mano derecha, que había abundante sangrado y que la persona presentaba gran dolor.

Se dispuso entonces que el móvil avanzado del Samu se trasladara al lugar, ubicado a cerca de 30 kilómetros al sur de Punta Arenas. Sin embargo, las condiciones de los accesos habrían hecho que la ayuda tardara más en llegar, por lo que se realizaron las coordinaciones con la Sección Aeropolicial de Carabineros para trasladar al personal paramédico al apartado sector en el helicóptero institucional.

“Nos encontramos con el camión que trasladaba al paciente a Punta Arenas, presentaba dos lesiones traumáticas importantes en ambas piernas, una de ellas en la rodilla izquierda y la otra bajo la rodilla de la pierna derecha, con importante compromiso de tejido blando. Además presentaba una lesión en su mano derecha, también heridas graves en los 5 dedos”, señaló el kinesiólogo reanimador del Samu, Sergio Navarro, quien encabezó el procedimiento.
Comentó el profesional que los primeros auxilios prestados por los trabajadores del aserradero contribuyeron a evitar que el paciente se desangrara; detalló que aplicaron torniquetes y prensas antes de iniciar el traslado del herido.
“Eso, sin duda ayudó. Nosotros al llegar nos encontramos con sangramiento menos profuso que pudimos controlar con inmovilización y compresión, regresando lo antes posible a la ciudad para ingresarlo al hospital”, añadió Navarro.
Impactante trauma

“El paciente estaba con mucho dolor, propio de la gravedad de las heridas, y permaneció consciente en todo momento”, comentó el reanimador del Samu.

Evidentemente en shock, el herido ingresó al Servicio de Urgencias el herido. Las profundas heridas en sus piernas le provocaron graves daños óseos, según trascendió desde el recinto médico, lo que lo mantenía con profunda angustia.
Pese a lo anterior, fue el propio Coyopay quien entregó los primeros antecedentes para entender lo ocurrido, señalando que, mientras trabajaba en el aserradero, resbaló y cayó sobre la sierra y, en un acto reflejo, habría intentado liberarse con su mano sufriendo la tercera lesión.

En el hospital, los esfuerzos médicos se iniciaron en el box de pacientes críticos del Servicio de Urgencias, donde fue ingresado para estabilizarlo y, luego, fue trasladado a pabellón quirúrgico para intentar rescatar sus extremidades.
El herido es el propietario del aserradero Lago Blanco, lugar donde se registró el terrible accidente laboral.