Necrológicas
  • Jorge Ulloa Ulloa
  • Mario Riquelme Haselbach

Egresados de la Umag adeudan $10 mil millones por Fondo Solidario

La condonación de los intereses anunciado por el Presidente Piñera podría reducir la mora a la mitad.

Por La Prensa Austral Jueves 26 de Mayo del 2011

Compartir esta noticia
25
Visitas


El endeudamiento ha sido una de las grandes inquietudes de los universitarios que estudian con crédito estatal, ya que, debido a las tasas de interés la mora comienza a crecer y deben pagar hasta el doble del valor original de la deuda.

En la Región de Magalla-nes, desde el año 1981 hasta la fecha, la deuda total (incluyendo un pequeño aporte que debe hacer la universidad) asciende a los 34 mil millones de pesos, correspondientes a 7.680 personas que estudian o estudiaron con Fondo Solidario en la Universidad de Magallanes (Umag).

Los antecedentes fueron entregados por el secretario regional ministerial de Educación, Raúl Muñoz Pérez, quien especificó que dicho valor se divide en dos: una deuda a corto plazo y otra a largo plazo. La primera, corresponde a 10 mil millones de pesos e incluye a cerca de 2.500 personas -estimativas- que ya están tituladas y cuyo plazo para pagar comenzó, pero aún no lo han hecho; por lo tanto, están en Dicom. Mientras que la segunda, abarca 24 mil millones de pesos y considera a los actuales estudiantes que aún no deben comenzar a pagar.

Condonación de
intereses

El anuncio que realizó el Presidente Sebastián Piñera de condonar los intereses hasta en un 100 por ciento y reprogramar la deuda favorece al primer grupo de morosos, es decir, a los más de 2.000 egresados de la Umag que adeudan 10 mil millones de pesos por concepto del Fondo Solidario.

“De acuerdo a las estimaciones realizadas, la deuda podría rebajarse en un 50 por ciento, o sea, a la mitad. Con esto, disminuiría a 5 mil millones de pesos”, explicó el seremi, agregando que “las personas tendrán un plazo de nueve meses para acudir a la Umag y acordar la reprogramación de la deuda”.

La idea de esto, es que haya una condonación fuerte de los intereses penales o multas, tras un pago importante de la deuda al contado; como mínimo, de un diez por ciento.

“Hoy se establece que el moroso tiene que pagar la deuda completa, sin embargo, ahora podrán abonar parte de ella”, planteó la autoridad de Educación. Los deudores que realicen este pago podrían salir de Dicom y una de las iniciativas que se estudian es que dichos fondos sirvan para disminuir los altos intereses del crédito con aval del Estado, que son de un 5,6 por ciento.

Fondo Solidario

La gran mayoría de los estudiantes de la Universidad de Magallanes estudia con Fondo Solidario. Según antecedentes del Servicio Asistencial, más de la mitad de los alumnos recibe este crédito estatal. Sólo en el año 2010 postularon 483 jóvenes y 409 lo obtuvieron.

Los requisitos para acceder a este beneficio son obtener sobre 475 puntos en la PSU y pertenecer a los cuatro primeros quintiles de ingreso socioeconómico. Tiene una tasa de interés anual de un 2 por ciento y se debe comenzar a pagar después de dos años de haber egresado, en un plazo de 12 años o de 15 años si es que la deuda es superior a las 200 UTM (7 millones 600 mil pesos). La recuperación de estos recursos permite que las nuevas generaciones de estudiantes opten al beneficio, de ahí su nombre “Solidario”.

Rector de la Umag

El rector de la Universidad de Magallanes, Víctor Fajardo, reconoció la morosidad de los ex alumnos de la universidad y dijo que, efectivamente, son cerca de 10 mil millones de pesos los que adeudan. “Es una realidad. Un alumno egresado que estudió con ese crédito y después del segundo año no lo comienza a pagar, empieza a acumular intereses y el monto llega a cantidades realmente significativas”, señaló, agregando que “sería importante que se puedan condonar los intereses, siempre y cuando, los alumnos se comprometan a pagar la deuda real porque ese dinero sirve para que otros jóvenes sigan estudiando”.

En tanto, expresó que si bien existen diversas ayudas estudiantiles, “sería bueno poder disminuir los intereses de las garantías estatales”, refiriéndose también al crédito con aval del Estado, ya que así esta ayuda no se convierte en un problema en el futuro.