Necrológicas

El 95 por ciento de los accidentes es evitable

– Como recomendaciones esenciales, se insta a ser prudentes en la conducción y evitar la ingesta de bebidas
alcohólicas, así como respetar las normas y leyes de tránsito.

Por La Prensa Austral Domingo 2 de Octubre del 2011

Compartir esta noticia
9
Visitas


A propósito de las campañas preventivas que se despliegan en determinadas fechas, un hecho siempre inquietante son los accidentes vehiculares que prácticamente a diario tienen lugar en Punta Arenas, que en el año cobran numerosas víctimas fatales y generan cuantiosos daños materiales.

Al respecto, el capitán Alexis Daza, jefe de la Sección de Investigación de Accidentes del Tránsito de Carabineros (Siat), refiere que del 100 por ciento de los accidentes de tránsito, el 95 por ciento de éstos ocurre por una negligencia, impericia o imprudencia de los conductores o de los peatones.

“Hay un 3 a 4 por ciento que se producen por alguna falla o algún otro elemento externo a la vía -como, por ejemplo, que la calzada se encontraba con un hoyo-, y un 1 por ciento puede ser por alguna falla mecánica del sistema del vehículo”, añade el oficial.

Asimismo, menciona que un gran porcentaje de estos percances se da porque los conductores manejan bajo la influencia del alcohol o bien debido a la ingesta etílica de los peatones. Aunque esta incidencia no llega a la mitad de los casos, “sí en los accidentes donde hay mayores consecuencias, ya sea por muerte o lesiones graves, se debe en un gran porcentaje a la ingesta de bebidas alcohólicas”.

Aspectos esenciales
Ahora, en el contexto de los accidentes no tan graves y que sólo reportan daños, mencionó que su causa exclusivamente se da por un desconocimiento de la Ley de Tránsito, ya sea respecto al derecho preferente de paso (todo vehículo que se acerca por la derecha), a no reducir la velocidad del vehículo al enfrentar un Ceda el Paso, ni parar (si es necesario), o a no detenerse al enfrentar un signo Pare.

“En los peatones pasa por el desconocimiento por dónde yo puedo cruzar”, indica. Aquí, la Ley de Tránsito señala que la persona debe pasar por los cruces regulados por semáforos y por los pasos de cebra. De hacerlo en otra parte, el peatón se expone al riesgo de un accidente.

Otro aspecto importante que se da es el de las personas que no conducen o no circulan atentas a las condiciones del tránsito. En invierno se producen más accidentes, al entrar ahí como causa incidente la velocidad razonable y prudente.

No menos relevante resulta aquella estadística que arroja que esta ciudad es la que exhibe el segundo mayor parque vehicular por cantidad de habitantes.

Por ende, Daza reitera como recomendaciones esenciales que hay que ser prudentes en la conducción y evitar la ingesta de bebidas alcohólicas, así como ceder el derecho preferente de paso y respetar las normas y leyes de tránsito, pues “no se producirían accidentes si todos las respetáramos”.