Necrológicas
  • Norma Lidia Ojeda Santana
  • Ricardo Bravo Palma
  • María Cristina Mancilla Gómez
  • Ricardo “Lumpi” Bórquez Schultz
  • Dina Gómez Alba

“El camino es transitar desde la tolerancia hacia el respeto y la aceptación”

– Lya González es la jefa de la Unidad de Diversidad y no Discriminación de la división de organizaciones sociales
ministerial del gobierno. En línea con el programa de la Presidenta Bachelet, encabeza un marco de
políticas públicas para trabajar por un cambio cultural que promueva una sociedad inclusiva.

Por La Prensa Austral Domingo 2 de Noviembre del 2014

Compartir esta noticia
17
Visitas


Analía Vázquez
avazquez@laprensaaustral.cl

En su llegada a Punta Arenas para realizar talleres con agentes del gobierno, líderes de organizaciones sociales y grupos de mujeres, Lya González contó a El Magallanes que cuando se promulgó la Ley 20.609 conocida popularmente como Ley Zamudio, el primer objetivo era difundir los contenidos de la misma. Pero que eso resultó insuficiente ya que los cambios culturales no se dan por decreto.
“La tarea hoy es trabajar en un cambio a largo plazo, que sin dudas llevará tiempo y quizás los resultados no sean palpables de inmediato, pero es necesario empezar”, declara González.
El horizonte es lograr un nuevo trato entre las personas, que va mucho más allá de la tolerancia, dijo. “Para mí, la tolerancia no es un valor, sino un estado que ojalá fuera transitorio porque significa: “Te mastico pero no te trago”, explica. Afirmando además que no hay ninguna posibilidad de incluir desde esa mirada, sino que el camino es transitar desde la tolerancia hacia el respeto y la aceptación.
Lya González plantea que es necesario “deformar” criterios que están demasiado arraigados. Por ejemplo, que tal como hace 50 años las mujeres en Chile no votaban, porque había una construcción cultural de la mujer que la menospreciaba. Sin embargo, “cuando se da el cambio, la mujer empieza a tomar otro lugar en la sociedad y hoy en día hasta tenemos una Presidenta de la República mujer, así como jefas de servicio y ministras de Estado”.
Así, plantea que lo mismo ocurre con el tema de la discriminación. “Tenemos construcciones culturales, que dicen, por ejemplo, “los homosexuales son de determinada manera” con afirmaciones casi siempre asociadas a aspectos negativos y, desde ese lugar, hay que reconstruir la mirada de la diferencia”, plantea González.

– En relación al libro que ha despertado ciertas polémicas en Chile “Nicolás tiene dos papás”, ¿lo considera usted como una herramienta positiva para este cambio?
– “El libro “Nicolás tiene dos papás” muestra una realidad de nuestro país y el mundo. La sociedad nos enseña que lo “normal” es ser heterosexual. Esas personas con esa condición luchan tempranamente, nadie se para en el espejo y dice: “A ver, ¿qué voy a ser yo?”. Hay personas que nacen con esa condición y la reprimen, hasta a veces se casan y tienen hijos, pero finalmente en algún momento aflora su verdadera condición y remarco “condición” no “elección”. Entonces, ese libro de cuentos lo que hace es mostrarnos esa realidad, de manera sutil y muy respetuosa.
“No es una iniciativa del gobierno. Sin embargo, está hecho con fondos públicos y lo que va a hacer el gobierno es disponer esa posibilidad para que los jardines infantiles que quieran tomarlo la tomen y que aquellos padres que quieran compartir esa realidad con sus hijos lo puedan hacer”.
– ¿A partir de qué edad consideran que es mejor explicarle esos temas a los chicos?
– “No hay que explicar nada, hay que dar cuenta de lo que pasa, de la realidad. Los niños ven eso como una realidad. El lenguaje genera mundo y los niños no tienen juicios discriminatorios. Depende de lo que les transmitamos como papas”.

– Desde la Unidad de Diversidad y no Discriminación de la División de Organizaciones Sociales, ¿se contempla también trabajar con los colegios, en la educación?
– “Ese es un desafío que tenemos porque en educación todavía se está en el tema grueso de la reforma y es tal vez inoportuno plantear temas de contenidos en esta etapa.
“No podemos hacer el esfuerzo sólo en los niños, tiene que ser simultáneo en todos los campos etáreos. El problema está en la sociedad en su conjunto, en esta sociedad se discrimina por todo. Hay una construcción de estereotipo salvaje”.

– ¿Cuál es el plan para el próximo 2015?
– “Nuestra área inicialmente era muy pequeña, pero va creciendo cada vez más. Tenemos que ir consiguiendo en el camino aliados, aliadas, instituciones que se vayan sumando.
“Vamos a trabajar fuertemente con los municipios. Trabajamos con los servicios públicos y las organizaciones sociales. Nosotros estamos promoviendo la creación de oficinas de diversidad y no discriminación en cada municipio con transferencia de metodologías y educación”.